Nunca mires atrás. Claudio Cerdán

Feroces delincuentes, gentes sin escrúpulos y sorpresas en cada giro

La detective Sonia Ruiz no parece estar pasando por un buen momento. Tras una noche bastante movida en una “kedada” con los antiguos compañeros del instituto se despierta, brutalmente resacosa y medio desnuda, en un contenedor de basura…

Pero, gracias a esa fiesta tan intensa, consigue un caso que parece relativamente sencillo: ha de buscar a la pareja de una de las mujeres que estuvieron en la fiesta. 

Pero la sencillez de la investigación es solo una fugaz ilusión inicial y el asunto pronto se complica con la aparición de personajes no deseados y bastante peligrosos. Así, grupos ultras futbolísticos o miembros de mafias rusas se cruzan en el camino de esta aguerrida investigadora, que ha de sortear, con inteligencia y arrojo, peligros que no se esperaba al comenzar el, que suponía, inocuo encargo...

La novela nos propone muy diversos planos. Por un lado es una estupenda novela de acción; en la más canónica tradición de novela negra, con feroces delincuentes, gentes sin escrúpulos y sorpresas en cada giro argumental.

Por otro lado, el relato nos habla también de las motivaciones de los clientes de los detectives; y nos encontramos, entonces, con esos personajes clásicos en el género, que se presentan en las agencias con medias verdades, ocultando más que contando, y que muy a menudo necesitan tanta o más investigación que los propios delincuentes.


realidades que Claudio Cerdán sabe mostrarnos


Y para que nada falte, el autor nos presenta también las disquisiciones de una mujer joven, nuestra protagonista, que tiene que hacerse cargo de una elección vital, que al salirse del canon habitual, le obliga a continuos replanteamientos de la adecuación de su apuesta de vida.

Pero todo esto lo lleva con humor, arrojo y una curiosidad, que le permiten afrontar situaciones muy comprometidas, en las que es difícil orientarse, y que en demasiadas ocasiones ponen su integridad física en considerable peligro.

Cuarta entrega de las aventuras de esta intrépida detective, que por su frescura, desparpajo y compromiso nos recuerda a otras grandes detectives de ficción como V. I. Warshawski, Kinsey Millhone o Stephanie Plum. Y como esas grandes investigadoras, nuestra heroína se pelea, es perseguida y tiene que enfrentarse, con inteligencia y arrojo, a todo tipo de contratiempos; y de paso intenta tener una vida personal con una cierta gracia.

Esta serie singular, pues cada una de las entregas está firmada por un autor distinto, nos presenta una estupenda novela negra, con mucha acción y un retrato de esas realidades malsanas que están incrustadas en nuestra sociedad, aunque raramente se nos habla de ellas, y que Cerdán sabe mostrarnos muy bien, pues es un sólido narrador y uno de los mejores novelistas negros de nuestro país

Menoscuarto, 2018
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo