Los pequeños incendios. Ben Pastor

Familias militares con sórdidas historias, sacerdotes expulsados, seductoras cabareteras...

Otoño de 1940. Brest, en la costa bretona de la Francia ocupada por los alemanes. El cadáver de la mujer de un contraalmirante de la Kriegsmarine aparece en extrañas circunstancias que apuntan a un asesinato. El capitán del ejército alemán, Martin von Bora, destinado en el Abwehr, el contraespionaje militar alemán, es enviado por sus superiores al lugar de los hechos con objeto de investigar el misterioso suceso. De paso, recibe más encargos, entre ellos el de determinar el paradero y actividades del también capitán del ejército, Ernst Jünger.

De esta forma, Bora tendrá que enfrentarse a unas pesquisas muy complejas, pues aunque, oficialmente, su labor es desentrañar las circunstancias de un asesinato, en paralelo tendrá que encontrar al famoso escritor, del cual es profundo admirador, y de paso buscar información sobre las actividades del ejército soviético en Polonia y, para que nada falte, también tendrá que indagar sobre el destino de un buen número de obras de arte que el Reich busca para, presuntamente, devolvérselas a sus legítimos dueños.

Bora habrá de llevar a cabo todas esas actividades en un escenario muy peculiar, la Bretaña francesa, donde buena parte de la población no ve con malos ojos la invasión alemana, pues ésta parece alentar sus aspiraciones soberanistas, enfrentadas al centralismo de la República francesa


riqueza de detalles históricos, personales y detectivescos


Pero el capitán von Bora no sólo tendrá que lidiar con los grupos armados y civiles bretones. Las singularidades de la Kriegsmarine dificultarán sus pesquisas y, para que nada falte, sus malas relaciones con las SS dificultarán aún más su trabajo, convirtiéndolo en un auténtico campo minado en el que peligrará incluso su propia supervivencia.

La nómina de personajes secundarios es amplísima, empezando por la compleja personalidad del famoso escritor Ernst Jünger, que ejercerá un profundo estímulo en el devenir de los acontecimientos, así como familias militares con sórdidas historias, sacerdotes expulsados de la Iglesia, seductoras cabareteras, y un buen número de militares y miembros de las SS, que nos presentarán un variado y complejo retrato de las muy diversas sensibilidades y actitudes que se movían bajo el paraguas del III Reich.

Las muy variadas investigaciones que ha de llevar el protagonista complican la narración en algunos momentos, pues Bora ha de tirar de demasiados hilos a la vez, y todo esto inmerso en la bruma que impregna el paisaje y la vida de la Bretaña ocupada por los alemanes, donde muy diversas corrientes circulan subterráneamente, sin que sea fácil determinar inicialmente su fuerza y objetivos.

La autora nos ofrece una narración rica en detalles históricos, personales y detectivescos, mostrando una fina sensibilidad en el análisis de situaciones políticas, emocionales y vitales, que dan mucho juego a una narración que cuesta en algunos momentos seguir, debido a su complejidad, pero que es finalmente resuelta de la manera más brillante.

Y todo esto bajo la guía de su protagonista Martin Bora, que como ya conocimos en anteriores entregas de esta serie, es todo un prusiano, con su imperturbable ademán, su feroz inteligencia, y una tenacidad de sabueso. Pero toda esta fachada esconde una vívida sensibilidad y una capacidad de ponerse en el papel de los demás que, pese a los desgarros que le produce, le, y nos, permite ahondar en los más intricados vericuetos del alma humana, sacando a la luz las más insospechadas motivaciones y los más sonrojantes deseos.

Estupenda novela en la que encontramos intrincados casos detectivescos, sorprendentes crónicas histórico-políticas y una fina colección de historias personales.

Alianza, 2018
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario