Las mejores novelas negras y policiales de 2017

El año 2017 ha sido, como los anteriores, bien prolífico en la producción de novelas del género negro, policíaco, de intriga y suspense. Han seguido apareciendo títulos de series de éxito, han sido editadas novelas destacables por sí mismas, nos han sorprendido con novelas que podríamos llamar clásicas y, finalmente, se han recuperado libros que, aun habiendo aparecido hace no muchos años han sido ahora, muy justamente, rescatados del olvido.

Partimos de la idea de que ésta es una selección subjetiva, que no puede ser exhaustiva pues es, literalmente, imposible leer todo lo que aparece publicado a lo largo de un año; pero les aseguramos que todos los libros incluidos en esta relación nos han gustado mucho, lo cual no es óbice para señalar que, además de los que aquí figuran, también hemos leído otros libros muy interesantes y de valor.

En cada uno de los epígrafes presentamos alfabéticamente los libros elegidos. Y precediendo a los diferentes epígrafes, presentamos los tres libros que más nos han gustado de todos los publicados en el 2017:

Ángeles en llamas, de Tawni O'Dell (Siruela)

Una historia que combina magistralmente el drama familiar y la intriga policíaca, y que nos ha permitido conocer a una autora totalmente desconocida.


Corrupción policial, de Don Winslow (RBA)

Winslow nos vuelve a subyugar con una historia impactante y abrumadora. Deja de lado el tráfico de drogas entre Méjiico y los EEUU, y nos lleva al meollo de los problemas de una gran urbe como es Nueva York.


Yo veo en la oscuridad, de Karin Fossum (Reservoir books)

Una aterradora historia de la mano de una de las escritoras noruegas más poderosas en el género. ¡Para que luego digan que los nórdicos están acabados!


Libros de serie:

En el apartado de series, este año ha sido excelente pues nos han llegado entregas especialmente brillantes de series famosas y populares.


Asesinato en el Honjin, de Seishi Yokomizo (Quaterni)

Volumen compuesto por tres relatos largos del detective privado Kosuke Kindaichi, que por un lado son tres joyas de la literatura criminal, y por otro nos hace un cruento fresco del Japón de después de la Segunda Guerra Mundial.


La canción de las sombras, de John Connolly (Tusquets)

Un maltrecho Charlie Parker se va a enfrentar con algunos de los monstruos que los, presuntamente, civilizados seres humanos hemos creado. Poderosa historia de uno de los más singulares investigadores de los últimos tiempos.


Icaro, de Deon Meyer (RBA)

Una deslumbrante novela que se desdobla en dos historias en las que, tanto desde una investigación criminal como por el lado de un relato personal, se nos muestra la nada fácil situación de la Suráfrica actual.


Muerte en mar abierto y otros casos del joven Montalbano, de Andrea Camilleri (Salamandra)

Ocho relatos de un joven comisario Montalbano, llenos del ingenio, vitalidad y mirada lúcida y crítica del escritor más famoso en Europa en cuanto a la novela policíaca.


Muerte helada, de Ian Rankin (RBA)

Una gran novela con un John Rebus desatado con tal de dar calor a su amarga existencia, e intentando evitar el frío ambiente físico, laboral y moral que le rodea.


El otro lado del silencio, de Philip Kerr (RBA)

Encontramos a Bernie Gunther en la Costa Azul, donde se ve involucrado en un terrible juego de chantaje y alto espionaje. Esta entrega nos presentará a varias figuras históricas de la Guerra fría, pero especialmente nos permitirá conocer al gran escritor William Somerset Maugham. Una espectacular novela.


Las puertas del infierno, de Richard Crompton (Siruela)

El detective Mollel es enviado de Nairobi a un remoto pueblo keniata, castigado y degradado por sus superiores. Pero eso no va a ser óbice para que se vea involucrado en diversas situaciones criminales. Segunda entrega de una serie estupenda que nos muestra las más duras facetas de la realidad keniata.


Selfies, de Jussi Adler-Olsen (Maeva)

Unas cuantas chicas empiezan a morir en extraños atropellos en Copenhague. El Departamento Q se ve involucrado en los mismos, teniendo que investigar casos del pasado y del presente. Y todo esto con uno de sus miembros pasando una dura crisis personal. Una gran novela.


Sol de mayo, de Antonio Manzini (Salamandra)

Por fin llega el buen tiempo al valle de Aosta. Y el sol tendrá que brillar para que el subjefe Rocco Schiavone pueda dar luz a un buen número de casos criminales, que mostrarán como este idílico enclave alpino no lo es tanto como parece. Y de paso tendrá que dar calor a una vida personal congelada hace años. Una de las mejores entregas de la serie.


Clásicos casi olvidados:


Un muy interesante apartado de los libros aparecidos este año está compuesto por novelas editadas originalmente hace muchos años o en ámbitos geográficamente lejanos y que permanecían inéditas en España, y de las cuales nos han gustado mucho las siguientes:


El caso de Betty Kane, de Josephine Tey (Hoja de lata)

Una gran historia de una escritora tristemente poco conocida en España que nos ofrece una narración apasionante y llena de matices psicológicos.


Los mejores casos de Max Carrados, de Ernest Bramah (Siruela) 

Una magnífica colección de relatos de un personaje totalmente desconocido en España, que brilla entre coetáneos muy famosos (como Sherlock Holmes), y que nos propone una visión distinta de una época.


Los rescatados:

En este epígrafe situamos aquellos libros que, publicados no hace tanto tiempo (la mayoría en los 60 o 70 del pasado siglo), no lo fueron en español y que ahora, gracias al buen tino de algunas sagaces editoriales (lo mismos halagos podemos hacerlos extensibles a las editoriales que apostaron por los libros del epígrafe anterior de Clásicos), han aparecido en nuestro país, deslumbrándonos por su fuerza y calidad. Entre los que nos han parecido más interesantes, podemos destacar.


Carter, de Ted Lewis (Sajalin)

Una durísima historia de un gánster que decide vengar la muerte de un hermano en una oscura e inquietante ciudad del norte de Inglaterra


En medio de la muerte, de Lawrence Block (RBA)

Matthew Scudder es contratado por un policía que está involucrado en algunos asuntos muy espinosos. Brillante, lúcida y terrible historia de uno de los más famosos detectives de ficción de finales del siglo XX.


Morir en California, de Newton Thornburg (Sajalin)

La desesperada historia de un padre que pretende limpiar la imagen de un hijo muerto en extrañas circunstancias. Una historia que nos hace reflexionar sobre la hondura del duelo y sobre toda una generación y, en el fondo, sobre la sociedad norteamericana.


Reediciones:


Cada año son reeditados algunas joyas del género que no podemos dejar de señalar, puesto que nos traen un soplo de aire fresco que nunca sobra… Las que más nos han gustado de este 2017 han sido: 


Un diamante al rojo vivo, de Donald Westlake (RBA)

Novela divertida y de lo más entretenida, en la que conocimos a ese gran ladrón llamado John Archibald Dortmunder.


La jungla de asfalto, de William Riley Burnett (RBA)

Una de esas novelas canónicas del género, donde la creación de personajes y el tempo de la misma son sencillamente magistrales.


En cuanto a los libros más destacables en el epígrafe de novedades, hemos elegido los siguientes, porque nos han sorprendido y encantado y emocionado... esperamos que a Vds. también.


Años de sequía, de Jane Harper (Salamandra)

Una estremecedora búsqueda de la verdad, tanto del presente como del pasado en un ardiente rincón de Australia, donde tanto los seres humanos como la propia Naturaleza están a punto de inflamarse.



La banda de los niños, de Roberto Saviano (Anagrama)

Rompedora irrupción de Saviano en la novela con el tema que mejor conoce: el de la delincuencia napolitana. Pero eso sí, con una propuesta que estremece al lector, puesto que en muchos momentos no sabemos si estamos delante de una ficción o de la mas cruda realidad... 


Los casos de Horace Rumpole, abogado, de John Mortimer (Impedimenta)

Una extraordinaria colección de los casos judiciales entre los que debe moverse uno de los personajes más atractivos que hemos encontrado en estos últimos años: Horace Rumpole. Nuestro abogado es un pozo de sabiduría humana, de perspicacia y capacidad de sorpresa, combinadas con una de las miradas más comprensivas y lúcidas de las más diversas variantes del ser humano.


Delincuentes de medio pelo, de Gene Kerrigan (Sajalin)

En este libro seguiremos las peripecias de Frankie Crowe, un delincuente de medio pelo, con sus problemas, sus cuitas con el resto de maleantes con los que se cruza; de paso, esta novela nos dejará un desmitificador documento sobre la burbuja económica de Irlanda.


Efecto dominó, de Olivier Norek (Grijalbo)

Una trepidante historia de policías y delincuentes, en la que se mezclan diversas historias que nos muestran las facetas más duras y chuscas de los diversos actores de estas terribles partidas. Y en la que se nos enseña el lado menos glamuroso de la no tan douce France.


Recursos inhumanos, de Pierre Lemaitre (Alfaguara)

En esta desgarradora historia acompañaremos a un hombre en su particular descenso a los infiernos con tal de poder mantenerse en el mundo al que cree tener derecho. Una joya más de uno de los autores fundamentales de nuestros días.


Y un capricho…


Porque entre tantas grandes novelas queremos mencionar especialmente una pequeña joya: Tumbamuerto y otros relatos criminales caribeños, de Alvaro Valderas (Serbal)

En un año en que hemos podido leer estupendas novelas centro y sudamericanas -bolivianas, chilenas o nicaragüenses- este pequeño libro de relatos (no más de 100 páginas), nos deslumbró por su fuerza, su riqueza de personajes e historias y sus brillantes giros argumentales. Una gozada.


Esperamos que en esta relación que les presentamos encuentren algún libro de su interés, y les invitamos a que nos sigan en nuestra continua búsqueda de estupendas novelas negras durante el año 2018.
Publicar un comentario