Mariposas heladas. Katarzyna Puzynska

Dramáticas historias, oscuros secretos

La editorial Maeva ha inaugurado su colección Maeva Noir con Mariposas heladas, de la autora polaca Katarzyna Puzyńska. Puzyńska es una graduada en psicología y profesora universitaria que se ha estrenado como escritora con esta novela, cuya buena acogida entre el público le ha llevado a tomar dos decisiones: dedicarse exclusivamente a la escritura y convertir en serie las peripecias de los protagonistas de su primera novela.

Una buena definición de Mariposas heladas sería la de novela coral, ya que una de sus características fundamentales es la variedad y abundancia de personajes y temas relacionados con ellos. 

Inicialmente, parece que la protagonista de la novela va a ser Weronika, una joven y guapa psicóloga refugiada en Lipowo, una pequeña y, aparentemente, placida localidad al norte de Varsovia, de un traumático divorcio, pero pronto se hace evidente para el lector que Weronika es una más de un nutrido grupo de personajes que tienen similar importancia en el desarrollo de la historia.


secretos del hermoso y nevado Lipowo


Así vemos como en la novela se despliegan todo un abanico de variopintos seres humanos, entre los que destacan los cuatro integrantes de la pequeña comisaría local, con comisario, Daniel Podgórski, a la cabeza. Estos policías, sus familias, y la comisaria Klementyna Kopp, llegada desde Varsovia para ayudar en la investigación criminal que constituye la trama de la novela, son sólo algunos de los personajes que nos encontramos en la novela. Cada uno de ellos escondiendo o sobrellevando dramáticas historias u oscuros secretos.

Algunos de ellos se convertirán, incluso, en sospechosos de los crímenes que se suceden a lo largo de la historia, y que se inician con la muerte, aparentemente por atropello, de una monja desconocida en la localidad… Esa muerte será la desencadenante de unos crímenes que pondrán en evidencia que los habitantes del hermoso, boscoso y nevado Lipowo, pueden esconder terribles secretos tras sus, aparentemente, rutinarias y plácidas vidas.

La trama se va deshilvanando poco a poco, narrada en tercera persona, con la excepción de algunos inquietantes fragmentos relatados en primera persona. Hay también algunos párrafos, que a modo de flashback, relatan hechos que se demostrarán fundamentales para el desenlace de la historia.

Una novela, en definitiva, llena de emociones, muy en la línea de las obras de Camilla Läckberg o Viveca Sten, con la que se puede predecir, para las próximas entregas de Katarzyna Puzyńska un éxito similar al que tienen esas escritoras entre sus fieles lectores.

Maeva, 2017
Compra en Casa del Libro 

José María Sánchez Pardo



Publicar un comentario