Hijos de la Stasi. David Young

La policía tiene que doblegarse ante las directrices de la policía política

Dos Berlines enfrentados
Estamos en 1975, en el Berlín separado por el muro. El cadáver de una adolescente aparece tiroteado con visos de pretender escaparse... del Berlín occidental al oriental. La investigación de tan extraordinario suceso es encargada a la detective Oberleutnant Karin Müller de la Volkspolizei, la Policía del Pueblo. Desde los inicios de la investigación, esta sufre la presencia de demasiados actores no invitados, que sin dirigirla, perturban el normal desarrollo de unas pesquisas, que se van complicando, a medida que se van desvelando las extrañas circunstancias del asesinato, así como de la personalidad de la víctima. 

Todo esto desembocará en un peligroso tour de force entre la investigadora y la omnipresente y poderosa Stasi, la policía política de la República Democrática Alemana, a la que no parece gustar el estilo y las conclusiones a las que llega la esforzada investigadora, que verá su independencia comprometida.

Este libro nos ofrece además de una apasionante investigación criminal, un detallado y colorista documental de cómo era el ambiente y la vida cotidiana de la zona germano oriental, y como discurría la vida en la paradójica circunstancia de dos mundos muy distintos, y en demasiados aspectos enfrentados, como eran los dos Berlines, el occidental y el oriental. 


la policía en el mundo comunista


En esta tensión subyacente, la novela trata de igual forma la nada fácil vida de aquellos que sufrían graves problemas por su falta de anuencia con el régimen, personalizados en el marido de la protagonista, que habrá sufrido y sufrirá muchos inconvenientes por su falta de entusiasmo con los dictados del régimen socialista, lo que generará muchas tensiones con su esposa, que no parece tener las mismas dudas de conciencia política de su marido, al considerar bueno el régimen en el que vive y para el que trabaja.

Durante el desarrollo de la trama, aparecerá un tema recurrente en buena parte de la novela criminal, que es las tensiones y enfrentamientos entre diversos cuerpos policiales, y especialmente entre la Policía regular o criminal y los diversos cuerpos policiales políticos, pero en lo que fue el mundo comunista sólo lo habíamos leído en los casos de la detective Kamenskaya de Alexandra Marinina, y en la magnífica serie del inspector Renko de la Policía de Moscú, escrita por Martin Cruz Smith. Como en estos dos ejemplos situados en la URSS, veremos como la policía criminal tiene que doblegarse ante las directrices de la policía política, que pretende defender principios y valores fundamentales del Estado.

El meollo de la trama nos enfrentará a asuntos muy espinosos, de los que para no desvelar nada, sólo podemos decir que el autor los trata con firmeza y sin tapujos, como otros escritores, como Ignacio del Valle o Ian Rankin han hecho en novelas suyas editadas recientemente.

En resultas, una novela muy interesante por los temas que trata, por la capacidad que tiene de llevarnos a una época ya desaparecida, con una magnífica documentación, y que logra tenernos en vilo hasta su doloroso desenlace.

HarperCollins, 2017
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario