Efecto dominó. Olivier Norek

Gran historia de policías y ladrones que deja huella tras su lectura

Este volumen nos relata varias historias criminales que sin aparente relación, por una serie de circunstancias se van uniendo con dramáticas consecuencias. Todas ellas giran alrededor de la brigada de investigación criminal del departamento de Sena-Saint Denis, al noreste de París, y dirigida por el capitán Victor Coste. 

Veremos como se entremezclan tres casos policiales: el del atolondrado Nano Mosconi, joven miembro de una poderosa familia de delincuentes corsos, que por una estupidez acaba en la ficticia cárcel de Marveil, y desesperado pide a su hermana mayor Alex que haga lo que sea para sacarle de tan terrible lugar.

Por otra parte se llevará a cabo el secuestro de un joven, en cuyas negociaciones ocurrirán múltiples circunstancias. Y finalmente se resucitará el caso de un depredador sexual infantil que pondrá a prueba la sagacidad y capacidad de la policía francesa.


trama e investigación, denuncia social


La narración se va desarrollando en dos planos. Por un lado, el de los policías, que pretenden descubrir y capturar a los delincuentes. Eso tendrá que llevarse a cabo en medio de la maraña de intereses gremiales, económicos y sociales que rodean su actividad y que en numerosas ocasiones, la hace casi imposible. Estos policías resultarán gente bastante normal, con sus peculiaridades personales, pero nos resultarán muy cercanos, pues sus ambiciones y miedos no están lejos de los de cualquier ciudadano de la calle. Eso no será óbice para que nos muestren el a veces muy alto precio que se paga por ser agentes de la justicia y enfrentarse a delincuentes que no dudan de ejercer la violencia con tal de lograr sus objetivos.

Y en paralelo se nos relatará la vida de diversos delincuentes, desde los más profesionales, los más desesperados, o los más malvados, con una sencillez y cercanía que muestran sus cuitas personales, y su humanidad, lo cual no es óbice para que en algún momento nos produzcan un frío estremecimiento.

La narración es vibrante y apasionante, pues la investigación resulta de lo más abrupta, por el barullo entre tres historias que se entremezclan, por las cagadas policiales y administrativas que complican el desarrollo de la investigación, y por la brutalidad y salvajismo en el que se parapetan algunos de estos delincuentes, y que resultan atajos sorprendentes en el desarrollo de la trama, lo que creará una narración nada lineal y llena de giros de lo más chocante.

Esta combinación de trama de intriga e investigación, entremezclada con las cuitas personales de todos los integrantes de la historia, y con toques de denuncia social hacen de la lectura de esta novela un adictiva labor, pese a un estilo un poco parco, que podemos dejar de lado con el torrente de apasionantes historias que nos va proponiendo en cada página.

Resultando una novela de la más rabiosa actualidad, no podemos dejar de reconocer en ella, ciertos aromas de las maravillosas novelas de José Giovanni, en las que se nos narró el mundo del hampa francesa, y especialmente la marsellesa, aunque en esta novela el papel de ciertas mujeres de poder es un hecho a tener muy en cuenta. Y de igual forma esta novela nos trae el recuerdo del espíritu de las novelas de Ed McBain, en el que se nos narró las peripecias de un grupo de policías de la comisaría del distrito 87, con un cierto regusto coral, aunque la novela de Norec es más dura y verosímil, acorde con nuestros tiempos.

Todo esto conforma una gran historia de policías y ladrones, que deja huella tras su lectura.

Grijalbo, 2017
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario en la entrada