Delincuentes de medio pelo. Gene Kerrigan

Buscarse la vida tras la prisión

Frankie Crowe es un delincuente de medio pelo, que tras salir de la prisión irlandesa de Mountjoy, pretende buscarse la vida. Pero los golpes que da no son muy rentables, y desesperado, prepara un gran golpe, que le de dinero y reputación entre los delincuentes dublineses.

Para ello organiza el secuestro de Justin Kennedy, un próspero abogado del mundo de los negocios, que es una fiel muestra del boom económico por el que está pasando la república de irlanda.

Tanto durante los preparativos, como durante la ejecución del golpe, diversos incidentes complicarán el desarrollo del mismo, y Crowe los resolverá con su estilo directo y contundente, a veces cegado por la ira, pero eso sí, siempre hacia adelante.

Kerrigan, como ya mostró en La furia, nos propone una novela de delincuentes, directa, brutal y apasionante, llena de matices dramáticos y personales, que producen una lectura absorbente.


los delincuentes en su versión más humana y familiar


La relación del delincuente con sus víctimas es un tema muy bien tratado a lo largo de la novela, pues se nos muestran las muy dispares emociones y pensamientos que se crean en una interacción social tan singular como es la del forajido y sus víctimas, bien sean en escenarios tan diversos, como son un robo o un secuestro.

Otro gran tema de la novela lo constituye las relaciones, grados y tensiones de los diversos delincuentes que aparecen en estas páginas. Ahí nos encontramos con las relaciones de dominación y sumisión que están establecidas, los papeles activos y pasivos que se pueden encarnar durante la celebración de un acto delictivo, y quizá como asunto más brillantemente desarrollado, en esta novela se nos habla de los delincuentes en su versión más humana y familiar, donde nos encontramos unas gentes que soportan cuitas muy similares a las que viven el resto de la población, eso sí, marcados por unos tempos y unas actitudes peculiares de su mundo.

Pero la novela también es la historia de su protagonista Frankie Crowe, un hombre lleno de anhelos que raramente se cumplen, y que no dudará de abandonarse a la más negra furia en pos del logro de sus objetivos, y que hará sufrir su rencor a aquellos que se interpongan en el camino que se ha marcado. Pero ese bandido tenaz y cruel nos aparecerá como amantísimo padre y colega de su gente, lo que en lugar de despistar, enriquece el retrato de un hombre con múltiples facetas, en el que conviven un hombre ordenado y a veces hasta cabal, con un auténtico depredador en la búsqueda y consecución de sus proyectos.

Y además se hablará del peso del azar en los hechos de los hombres, y veremos el peso que tiene y las diversas formas de afrontarlo, De igual manera se hará una breve, pero impactante reflexión sobre las tensiones intergeneracionales, y las tensiones y enfrentamientos a los que aboca, pese a la buena intención de la sociedad.

Y todo esto con el gran fondo de la Irlanda que está volcada de hoz y coz en el milagro del tigre celta, (la novela apareció en 2005), aunque ya se empieza a notar los desequilibrios de semejante estallido económico, y cómo fue de desigual el reparto de tan torrencial caudal de riqueza. Una apasionante novela criminal en la mejor línea de su gran autor.

Sajalín, 2017
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario en la entrada