La séptima función del lenguaje. Laurent Binet

1980. Vertiginoso recorrido: la intelectualidad más puntera de París

La cultura francesa de la época
Tras acudir a un almuerzo con el aspirante al Elíseo, François Miterrand, el filósofo, semiólogo y gran crítico literario Roland Barthes sufre un brutal atropello que le hace ingresar muy grave en un hospital parisino. Las circunstancias de este accidente -la huida del agresor, la desaparición de un importante documento que portaba Barthes, y el fallecimiento de éste sin una clara razón médica- llevan a las autoridades (fundamentalmente al presidente de la República Francesa, Giscard D’Estaing), a encargar una encuesta sobre esta extraña muerte al veterano comisario Bayard, que abrumado ante el tono y maneras de la élite cultural en el que se movía el finado, echa mano de un jóven profesor de Semiología de la Universidad de Vincennes, Simon Herzog, para que le ayude y guíe en este proceloso mundo de la alta cultura francesa, de la que desconoce sus códigos e incluso su lenguaje.

La investigación se centra en la búsqueda de un misterioso documento, que parece poder convertirse en un instrumento decisivo para aquellos que pretenden conquistar el Poder. Sobre este esquema de thriller de aventuras e intriga, el autor nos arrastra a un vertiginoso recorrido entre la intelectualidad más puntera del París de 1980, y de esta forma nos acerca a las facetas tanto personales como filosóficas de personajes míticos de la cultura francesa de la época: el siempre terrible Michel Foucault, el ya anciano psicoanalista Jacques Lacan, el revolucionario Félix Guattari, o el joven, pero ya chocante Bernard-Henri Lévy. Papel aparte es el de Louis Althusser, el gran pensador marxista, del que se da una original propuesta del misterioso asesinato de la esposa de Althusser a manos de éste.


una experiencia distinta y novedosa en el género


La investigación nos llevará por las aulas revolucionarias de la Universidad de Vincennes, las profundas y a menudo poco inteligibles clases magistrales que se impartían en la École Normale Supérieure o en el Collège de France, un seminario sobre Semiología en una rica y hippilona Universidad de la Ivy League norteamericana, o en la convulsa Bolonia, donde la extrema derecha anegará de sangre su estación de ferrocarril.

Porque mientras nuestros esforzados sabuesos siguen la pista a algo que no conocen, pero que creen de gran importancia, el autor nos regala con un fantástico documental sobre el pensamiento y la cultura europea continental de ese fatídico año 1980, mostrándonos sus su brillantes, su elitismo, su devorador afán de ir más allá de lo que había, con todas las luces y las horribles sombras que este brutal y doloroso esfuerzo provocó.

Punto y aparte es el papel de tres personajes de esta novela. Uno el propio Roland Barthes, de quien a partir de los sucesos que desembocaron en su asesinato, se nos propone una fotografía de su persona y de su obra, que nos permite acercarnos a un hombre, que pese a sus debilidades nos muestra un genio rico y poderoso. Y los otros dos, son los propios investigadores, uno conservador y brutal, otro moderno y holmesiano, pero que crean una pareja paradójica que avanza en una jungla llena de términos incomprensibles, narcisismos desbocados, y la codicia de quienes anhelan la captura del poder, sea al precio que sea.

Y todo esto en un thriller lleno de acción e intriga, en el que se piensa mucho, pero en el que se actúa también muchoUna experiencia distinta y novedosa en el género.

Seix Barral, 2016
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo




Publicar un comentario en la entrada