Entrevista con Petr Stancik, autor de El Molino de Momias

No soy del tipo de los 
poetas malditos que sufren...

Hace unos días tuvimos la oportunidad de conocer a Petr Stancik, un escritor checo que presentó su novela El molino de momias, y al que tuvimos la fortuna de escuchar en una rueda de prensa dentro de las actividades de Getafe negro, en la presentación que hizo el mismo día de su libro en la librería Estudio en escarlata de Madrid, así como durante una larga entrevista que nos concedió. Hay que reconocer que ya su novela nos impresionó, y como bien señaló Fernando Marías durante su presentación en Estudio en escarlata, el libro es sorprendente, inclasificable dentro de un género, pues toca, y muy bien, muchos palos, está escrito primorosamente, y logra un difícil equilibrio entre profundidad y alegría de vivir. Pero si el libro nos pareció deslumbrante, el autor resultó todo un personaje, con una gran presencia, y que comentó sobre su novela, y respondió a nuestras preguntas con enormes dosis de ironía, humor, y nada desdeñables toques de provocación.


Entrevista por José María Sánchez Pardo


¿Por qué se hizo escritor?

Sánchez Pardo y Petr
Es una pregunta difícil, y un tanto traicionera, porque yo mismo no sé por que. No fue una decisión racional, fue como un anhelo, un afán, una necesidad de contar algo a los demás. A mí escribir me hace muy feliz. No soy del tipo de los poetas malditos que sufren... nada de eso. Yo disfruto mucho escribiendo. Y no es una cuestión de trabajo, creo que es un talento que me ha dado Dios, y que yo estoy aprovechando de alguna manera.


¿Dónde se encuentran las raíces de sus intereses literarios?

Desde pequeño me gustaron las historias policíacas, de Sherlock Holmes, pasando por Edgar Allan Poe, y llegando a Friedrich Dürrenmatt, porque los crímenes y su investigación enseñan el carácter humano, en las situaciones extremas.

Siempre me gustaron las ceremonias cuando el detective, el investigador cita a todos los sospechosos, y entonces resuelve el misterio. Y porque me gusta tanto, decidí que en mi novela... no hacerlo así...

Así, en mi libro el asesino no será descubierto por el detective, sino por el lector. se mostrará como la pareja que investiga el crimen, como Holmes y Watson, en mi novela no existía. O por ejemplo la sociedad secreta Ordo Novi Ordinis por supuesto no existe, porque desde pequeño me fascinaban las sociedades secretas como los Illuminati, o los masones, y mientras otros chicos jugaban a indios y vaqueros, mis amigos y yo, jugábamos a sociedades secretas y hacíamos ceremonias de iniciación.

Si no han leído el libro aún, les aconsejo que tengan mucho cuidado, y que estéis muy atentos, pues nada es como parece al principio. De todas formas espero que al leerlo lo paséis tan bien como yo cuando lo estaba escribiendo.


El protagonista de su novela, el comisario Durma, resulta un personaje vital y lúcido, bastante apartado de los dolientes y atormentados héroes de las novelas policíacas de los últimos tiempos. ¿Por qué le dio esa personalidad?

No me gustan los protagonistas literarios tristes y que no se quieren a sí mismos. Porque si uno no se quiere a sí mismo, no puede querer al resto de la gente. Por lo cual, mis protagonistas son gente alegre, viven la vida, pero no se limitan al mundo material, les gustan los libros y pensar. Y el por qué, .... no sé, quizá proyecte en mi protagonista a mí mismo, pero la verdad es que no puedo valorar este hecho, porque no tengo la distancia suficiente para asegurar nada al respecto. Eso debe valorarlo otros.

Fernando Marías, algo trama...





Usted empezó escribiendo poesía como Odillo Stradický ze Strdic. ¿Cómo es el paso de Odillo Stradický ze Strdic a Petr Stancik, el novelista.

Es que yo siempre quería haber sido aristócrata, y como antes vivíamos en un régimen comunista , que no gustaba mucho de lo aristocrático, elegí un seudónimo que sonaba aristocrático.

Pero el aristócrata no sólo era aristócrata sino también astrólogo, por lo que pudo predecir su propia defunción en el año 2006, y cuando llegó el año 2006, murió como había predicho,y porque yo estaba cansado de esta pose y quería escribir de otra forma. El molino de momias es el segundo libro de mi nueva época con mi nombre auténtico, Petr Stancik.


¿Cómo es que mezcla realismo y fantasía?

Mi mayor inspiración fue la ciudad de Praga. Aunque yo nací en una pequeña ciudad al este de Chekia, decidí que Praga era el lugar donde quería vivir. Y Praga es una ciudad que está llena de magia, por lo que la inspiración me la ofreció la ciudad misma. 

Me encanta el fantástico. Desde niño se me dijo que tenía mucha fantasía. Como me gusta tanto busco en la historia momentos que tengan pinta de fantásticos. También creo que es un modo de cómo ver la realidad. Hay quien cuando ve una botella, sólo ve una botella, mientras que yo me pongo a pensar qué pasaría si se rompiera, que pasaría si alguien hubiera echado un veneno dentro de ella, o como sonaría si entrara el viento en ella.


¿Cual ha sido su proceso de investigación en cuanto al material histórico, que ha permitido ensamblar tan bien las distintas tramas?

Creo que El molino de momias no es una novela histórica, pues creo que la Historia se repite, lo que cambian son los decorados. Por lo que considero que Molino de momias es una novela contemporánea. Y el decorado, la segunda mitad del siglo XIX, lo elegí porque me encantan las máquinas de vapor, igual que le encantaban a un compositor checo muy famoso, Antonin Dvorak. Y cuando decidí que mi novela estaría ambientada en esa época, me documenté, y leí muchos periódicos de la época. Pero he de confesar que en la novela hay un anacronismo voluntario, pues en el libro aparece un director de la policía llamado Leopold Von Sacher-Masoch, que fue realmente director de la policía, pero veinte años antes del momento en que sucede la acción de la novela. Pero no pude resistirme a hacerlo, pues uno de los temas fundamentales de esta narración escomo el dolor se convierte en placer. Y este personaje me venía muy bien, pues su hijo, dio nombre a esta modalidad de la perversión sexual.


¿Cuáles son sus gustos literarios, y en quién te inspiras?

Uno de los escritores que más me han influenciado es Jorge Luis Borges, y especialmente uno de sus cuentos El milagro secreto, que considero es su mejor cuento, y que transcurre en Praga. También me gusta mucho el escritor de lengua alemana Gustav Meyrink, el autor de El GolemTambién está Michal Ajvaz, UN escritor de ciencia-ficción, que tiene un componente filosófico muy interesante.


¿Cómo se le ocurrió la escena del guante blanco que tiene vida propia?

Pues esta escena en concreto la soñé. Me encanta soñar, me encantan los sueños. para mí es una fuente de inspiración constante. Me gustan los sueños aunque sean malos y terribles, de los que dan miedo. Anoto mis sueños cuando despierto, y muchas veces los uso en mis escritos.


Usted afirma que Praga está lleno de umbrales a otras realidades...

En checo es un juego de palabras, pues umbral es práh, y Praga es Praha Es una de las posibles soluciones etimológicas de por qué Praga se llama Praga. pero también hay otras muchas más. Por ejemplo, un sitio donde se está friendo muchas cosas ....pero no hay nada seguro. Pero la esencia para mí es mucho más profunda, porque quien vive tiempo en Praga, y la conoce bien, se da cuenta de que hay no hay una única Praga, sino que hay varias.De ahí que hay umbrales que te hacen pasar de una a otra. Porque Praga ha tenido una suerte inmensa, ya que a mediados del XIX, conservó su centro de la ciudad, que es medieval. No le pasó como a otras ciudades europeas, en las que demolieron los centros antiguos e hicieron grandes bulevares, como hizo Hausman en Paris. Por lo que nuestra ciudad tuvo mucha suerte, y mantuvo su centro histórico Entonces te puede pasar muy fácilmente que con un mero paso, vienes del siglo XXI, y aterrizas en el siglo XIV. 


Usted nos propone una escena en un túmulo con un cadáver coronado… ¿conoce la obra de Howard o de Clark Ashton Smith? 

Esa semejanza no se me había ocurrido, aunque la primera parte de Conan el bárbaro me gusta por su estética. La inspiración vino porque me gusta mucho una comarca cercana a Praga, al suroeste, donde en el siglo XIX existían aún muchos túmulos, de los que aún se conservan algunos, y un día que estaba de excursión por uno de ellos se me ocurrió esta escena.

Los capítulos de la novela comienzan con una serie de dichos referidos a una sociedad secreta llamada Orden Ordo Novi Ordinis, y tienen un carácter un tanto conspiratorio ...

A mí me encantan muchísimo las teorías de la conspiración. No es que crea mucho en ellas, pero realmente les considero un tipo de género literario. Y entonces, con una sutil ironía, creé la sociedad secreta, que considero es la esencia de todas las teorías de la conspiración. Por otra parte, no creo que todo lo que afirman las teorías de la conspiración tengan que ser necesariamente mentira. Estoy seguro que el mundo no es sólo lo que vemos en la televisión, ni se dice en los periódicos. 



La novela alterna el realismo más cruento con elementos de literatura fantástica. ¿A qué se debe esto?

Diría que yo veo así el mundo. Porque hay muchas cosas en el libro que parecen fantásticas, pero que realmente han ocurrido. Sobre la Historia siempre hay una mirada subjetiva, hay gente que se interesa más por las cosas cotidianas, pero a mí me interesan las cosas extraordinarias. 

Por otra parte, desde niño me ha gustado inventar cosas. Por ejemplo el título del libro. En algún momento leí que en el antiguo Egipto, las momias se usaban como abono. Y pensé que no podrían dejarlas allí enteras ....entonces inventé el molino de momias. 


A lo largo de su novela hay gran proliferación de platos y bebidas de lo más apetitoso y sorprendente. ¿De dónde saca toda esta información?

Muchos platos son de la época. Otros son del recetario familiar, y algunos se inventaron. Por ejemplo, la cabeza de vaca que se está asando desde dentro, y de la que sale una chimenea de latón por la oreja... eso está inventado. Me gustaría probarla, pero en mi carnicería no venden cabezas de vaca... 


Sobre la presencia del sexo en su libro y la existencia de un monasterio de prostitutas en Praga.

Para empezar me gustaría destacar que mis lectores se dividen en dos grupos: unos piensan que las escenas eróticas son demasiadas, y otros que escasean. En cuanto al prostíbulo más antiguo de Praga, está basado más o menos en una historia real, hay que recordar que la historia checa en muchos aspectos es muy bizarra. En el siglo XIV había un predicador llamado Jan Milíč z Kroměříže, al que encantaba volver a la fe a almas descarriadas, y sobre todo concentró su esfuerzo en las prostitutas y logró que todas las prostitutas de Praga dejaran de ejercer su profesión, por lo que fue muy difícil encontrar esos servicios.

Y estas prostitutas convertidas vivían como en un monasterio. Al predicador le acusaron de herejía, por lo que fue citado en Avignon, y a su regreso murió de una enfermedad. La historia no cuenta más que fue de aquellas prostitutas, pero yo imaginé cual pudo haber sido su camino, y pensé que habrían vuelto a su antigua profesión, pero como estaban acostumbradas a vivir juntas , fundaron el primer prostíbulo de Praga. En cuanto a las escapadas sexuales del protagonista …. Tiene 23 años, en esa edad el sexo es muy importante, a nadie le puede extrañar que esté buscando esas aventuras eróticas, pues es algo muy natural. En esa edad, Cuando el protagonista llegue a mi edad … pues ya no necesitará tanta actividad sexual….

Y como en el libro hay algunos pensamientos metafísicos, para encontrar un cierto equilibrio presenté tanta actividad amatoria, física, porque ¿qué otra cosa puede hacer de equilibrio a lo metafísico?






¿Cómo se le ocurre esa chocante imagen de dos policías discurriendo sobre el caso mientras dos prostitutas están practicando sus artes amatorias con ellos? ¿Parodia, provocación, divertimento?

Es cierto que en el siglo XIX, los prostíbulos eran elementos muy de la vida cotidiana. Y esto era así, pues para un joven, aún no casado, y de cierta posición, no tenía muchas alternativas para tener una vida sexual. Y para un chico joven, lleno de hormonas, no tenía más que dos soluciones, masturbarse o acudir a un prostíbulo. Y como el comisario Durma es católico, y no puede masturbarse, tiene que visitar prostíbulos, y en ningún lugar de la Biblia se dice que no se pueda acudir a prostíbulos. Muchas lectoras me echan en cara que el protagonista tiene una relación romántica con una novia, pero no deja de visitar prostíbulos. Pero era esa época y no podía dejar de hacerlo. Además en aquella época, los prostíbulos eran muy baratos, costaba aproximadamente como una comida en un restaurante económico. Ahora es mucho peor, pues resulta mucho más caro.


En un momento de su novela afirma que Los checos son vagos, frente a la disciplina y la minuciosidad germánica, o la imaginación de los latinos...

Quizás la inspiración de esta afirmación está en mí mismo, pues soy muy vago, y toda la vida he tenido que luchar con mi pereza. Aunque parezca algo negativo, yo no lo siento así, si alguien es muy trabajador por su naturaleza, o por su carácter, quizás los resultados no son tan buenos como los de alguien que tiene que vencer a su pereza natural.


¿Cómo maneja el humor y el dramatismo de la época?

Me sorprendió que buena parte de mis lectores consideraban esta novela como un libro humorístico, y sé que hay muchos elementos dramáticos. Por otra parte considero que el humor es una buena forma para enfrentar ciertas situaciones dramáticas. A mí me ha pasado que en algún momento problemático, me he puesto a reír para poder darle alguna solución a los problemas. Y tampoco es extraño saber que la risa y el llanto tienen repercusiones fisiológicas muy parecidas.


¿Hay posibilidad de que la novela se haga película?

En estos momentos se está sopesando la posibilidad de filmar una película. Yo mismo estoy trabajando en el guión, pero cuanto más escribo, más me parece que no puede ser, pues es tan compleja que si se tiene que reducir a dos horas de película pierde mucho de su diversidad. No sé si es una labor imposible… (al comentarle que quizá sería posible una serie de televisión) creo que sería mejor formato…


¿Proyectos editoriales?

En un principio no tenía intención de seguir con este protagonista, pero tanto mis lectores como mis amigos me están convenciendo para realizar otra novela con este personaje. Pero eso tardará un poco, pues preciso descansar de este personaje. Acaba de salir otro libro mío con otro protagonista. Después saldrá otro. y después tengo intención de escribir un libro con el comisario Durma. 


Un personaje de su novela, un anarquista, afirma que la invención de la lavadora, será más importante que el terrorismo o los magnicidios, y será un elemento revolucionario fundamental en la lucha por la liberación de la mujer.

Pues creo que sí, pues mi tatarabuela Sofía, que ella tenía siete hijos, y no existían las lavadoras, y tenía que lavar en las pilas, y más trabajos en la casa, pero siempre dijo que lavar era lo peor. Puees de ahí pienso que de las diversas máquinas modernas, la lavadora es la que más valor tuvo para la emancipación de la mujer. 


_________________________________________________

Las preguntas y respuestas provienen de una larga entrevista que nos concedió el autor en el Hotel de las letras de Madrid el pasado 20 de Octubre de 2016, así como los comentarios que hizo durante la rueda de prensa en el mismo lugar, así como los comentarios y respuestas que dio al público durante la presentación del libro en la librería Estudio en escarlata de Madrid, ese mismo día.

Por todo lo que favorecieron y facilitaron esta entrevista hemos de expresar públicamente nuestro más sincero agradecimiento a Alfonso Caro, de Nostromo comunicación, a Iveta Gonzálezová, que hizo un espléndido trabajo con la traducción y que nos permitió sobreponernos a lo intrincado del idioma checo, y muy especialmente a Patricia Sarabia de Tropo ediciones, editora de la novela, que nos animó en nuestro interés por este magnífico libro y su autor, y allanó todos nuestros problemas para poder hablar tranquilamente con él.
Publicar un comentario en la entrada