Una detective inesperada. Kerry Greenwood

Valiente hasta la temeridad, pasional y descaradamente rica

En ocasiones al lector le llega una bocanada de aire fresco, una novela que, de una u otra manera, constituye una sorpresa… Pues eso es Una detective inesperada, una novela también inesperada y muy entretenida, a veces exagerada y siempre divertida. Una bocanada, en ocasiones un vendaval de aire fresco, que llega de la mano de su inusual protagonista, la honorable Phryne Fisher.

Phryne es joven, hermosa, valiente hasta la temeridad, pasional y descaradamente rica. Una riqueza de la que sabe gozar sin complejos tras una infancia de miseria que todavía tiene muy presente.

Conocemos a Phryne a finales de los años veinte del pasado siglo; esa época, la llamada entreguerras, en la que el mundo se recuperaba de la conflagración más terrible que hasta entonces había conocido, sin suponer que estaba en puertas de conocer otra que, incluso, haría sombra a la anterior.


recorrer el Melbourne de los años 20


En ese contexto, Phryne, hija de un Lord también inesperado (consiguió el título y el dinero gracias a un encadenamiento de muertes familiares), no está dispuesta a vivir una vida monótona en el respeto a las convenciones de su clase y huye alegremente de Inglaterra a su Melbourne natal, con el pretexto inicial de cumplir una especie de encargo detectivesco que acabará convirtiéndola en esa “detective inesperada” que da título a la novela.

Y es que a Phryne “No le apetecía quedarse en casa de su padre haciendo arreglos florales. Se había dedicado al trabajo social, pero estaba hasta el gorro de los burdeles, las putas y el hambre de Londres; la compañía de las damas de caridad no casaba con su temperamento”.

Y de la mano de esta desprejuiciada Phryne (que gracias a la borrachera de su padre durante su bautizo comparte sin pesar nombre con la que fue la más famosa hetaira griega) nos vamos a recorrer el Melbourne de los años 20, desde las mansiones de la gran burguesía australiana hasta la zona más lumpen; conociendo, de paso, a todo tipo de personajes, algunos francamente peligrosos.

Las aventuras más entretenidas, los coches más veloces (y alguno renqueante), la ropa más lujosa, la comida más exquisita, los asesinos más peligrosos… Todo desfila por esta novela sin dejar ni un segundo para el aburrimiento, ni a su protagonista ni a sus lectores.

Y junto con Phryne, unos estupendos personajes secundarios: Bert y Cec (antiguos combatientes y siempre comunistas convencidos), la fiel y frecuentemente perpleja Dot, la muy interesante y vocacional doctora MacMillan… y Sasha (y su peculiar familia), ruso blanco embarcado en una venganza que le hará compartir aventuras, y alguna que otra cosa, con nuestra apasionante heroína.

Pero no todo es frivolidad en el personaje de Phryne ni en la novela. Hay también una importante veta de crítica social. Phryne, aunque goza sin falsos pudores de su vida y su fortuna, no deja de advertir, y tomar partido cuando puede, de las injusticias sociales que le rodean. Y, por otra parte, la lucha por la emancipación femenina está muy presente en diversos aspectos de la novela.

Esta vertiente social está, seguramente muy relacionada con el que la autora, Kerry Greenwood, sea una reputada abogada de la Comisión de ayuda legal de Australia. Seguramente esa otra vida profesional de la escritora es lo que le permite describir tan vívidamente algunos de los aspectos más miserables de la sociedad humana, como los relacionados con el tráfico y consumo de drogas.

En definitiva, una novela muy entretenida, en la que las influencias lejanas de personajes como Lord Peter Wimsey, El Santo, James Bond o A. X. L. Pendergast, quedan supeditadas a los nuevos tiempos… Ahora la protagonista es una mujer de arrolladora personalidad que tiene dos objetivos en la vida: divertirse y luchar contra los malvados. Una protagonista que considera que “la vida es fantástica” y consigue con sus aventuras alegrársela también a sus lectores.

Con suerte, podremos seguir leyendo próximas entregas de la saga de esta Phryne Fisher que llega a España pisando muy fuerte tras mantener un éxito arrollador en el mundo anglosajón.

Siruela, 2016
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada