El caballo negro. Craig Johnson

Indagar en la vida del muerto

Los calabozos de la comisaría del condado de Absaroka tienen una invitada muy especial: Mary Barsad, famosa jinete de carreras y del rodeo, está presa pues ha declarado haber descerrajado seis tiros de escopeta en la cabeza de su marido. Aunque los hechos tuvieron lugar en el condado de Campbell, la prisionera espera condena en otro condado, pues la cárcel de ahí está llena.

La historia de Mary Barsad llama la atención del sheriff del condado de Absaroka, Walt Longmire, que piensa que no está tan clara la autoría del asesinato por parte de Mary, y que merecería la pena indagar un poco en la vida del muerto, Wade Barsad, que mostrará lados muy oscuros y enigmáticos de su vida y persona.

El ponerse a enredar en una investigación fuera de su demarcación, le viene bien a Longmire, que bajo el melancólico influjo de la partida de su hija a Filadelfia, está abocado en las elecciones a sheriff del condado, y tiene un contrincante que usa métodos y mensajes muy modernos, que dejan un tanto estupefacto y desarbolado a nuestro héroe.


un ámbito bastante poco civilizado: el Salvaje Oeste


Para poder investigar a fondo, se desplaza a la población de Absalom, un minúsculo pueblo de la salvaje región del río Powder, región que por un lado es donde nació Longmire, y por otro lado es un lugar donde se refugian diversos personajes, que prefieren apartarse del foco de atención de las autoridades.

Para ello se disfrazará de agente de seguros, y en sus pesquisas se dará cuenta que la lista de aspirantes a asesino de Wade Barsad es bien larga... De esta forma conocerá a personajes variopintos, como viejos vaqueros, una camarera guatemalteca, estudiante de Criminología, y niños mestizos que desde sus recovecos personales, ayudarán a Longmire en una investigación compleja y llena de sorpresas.

Como en anteriores entregas de la serie, los escenarios naturales, tienen gran peso, pues el investigador se moverá en un ámbito bastante poco civilizado, resto de lo que se dió en llamar el Salvaje Oeste, donde tanto, sus medios de vida, especialmente la ganadería, como sus especiales códigos sociales y de comportamiento, siguen muy firmemente arraigados entre la escasa población.

La novela nos plantea muchos temas: la personalidad de la acusada, y las motivaciones de la misma para inculparse de un asesinato; la vida y circunstancias del muerto, que resulta un enigma por sí mismo, los múltiples postulantes a asesino, pues el fallecido no es que tuviera un gran club de fans… y para adensar la historia, se nos relatan las vidas y peripecias de muy diversos personajes, que han recalado en un lugar donde los usos modernos no han logrado apartar las costumbres de una región de la Frontera.

Para desentrañar el misterio el sheriff Longmire, tendrá que hacer un profundo análisis psicológico de los diversos actores de esta tragedia, y además, tendrá que luchar físicamente en lugares muy diversos desde grandes galopadas, a persecuciones con vehículos de gran cilindrada… o someterse a un enfrentamiento en un peculiar ring.

Novela muy entretenida, con personajes fantásticos, tanto los que viene de anteriores entregas como los propios de esta historia, y que nos ofrece una magnífica historia de intriga policíaca en un escenario físico y social extraordinario.

Siruela, 2016
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada