Rebeldes. Pedro Santamaría

Buscar la ficción sobre hechos históricos

Involucrando a diferentes tribus
Conocía ya al autor, Pedro Santamaría, desde aquella El águila y la Lambda que nos condujo hasta la Primera Guerra púnica, sí señores, he escrito bien, la primera de los enfrentamientos entre romanos y cartagineses. Ya me gustaron las artes del autor, en especial al renunciar a introducir datos históricos y buscar la ficción sobre hechos históricos, porque estamos hablando de novela históricos no de un ensayo.

Pedro Santamaría vuelve a repetir las mismas maneras, es decir, crear una ficción y gracias a ella introducirnos en hechos históricos, en este caso en las guerras SertorianasQue nadie se vuelva loco si no ha escuchado a Quinto Sertorio por los mentideros que yo lo explico en un momento.

Quinto Sertorio fue uno de los actores del gran conflicto que hubo en la llamada República Tardía, es decir del 133 a.c hasta Augusto y la Pax romana. El conflicto en la sociedad romana estaba latente hasta esa fecha y se inició lo que se ha dado en llamar la lucha entre Optimates contra Populares, que se podría comentar que era el viejo conflicto entre patricios y plebeyos pero no es así exactamente, las diferencias eran abisales, pero existía esa vieja antonomasia en la sociedad romana.


Hispania era territorio desabrido para Roma


Fue una lucha por el poder o existían elementos mucho más sociales, pues la respuesta es compleja pero se podría decir que sí y que no. 

Así no aclaro nada, ¿verdad? 

Es igual, sepan que dentro de la sociedad romana existían varias corrientes y grupos que pugnaban por la supremacía. El conflicto llegó a un punto crítico en las luchas entre Cayo Marío y Sila encontrándose nuestro Sertorio en las filas del primero. La lucha entre ambos hizo que Sertorio terminará proscrito y en Hispania iniciándose así las llamadas guerras sertorianas. La diferencia con otros conflictos civiles romanos fue que Quinto Sertorio fue capaz de involucrar en la lucha a las tribus hispánicas, lusitanos, vetones, celtíberos, iberos... En Hispania habían existido problemas muy graves en la oposición al poderío de Roma, no por algo existieron las guerras lusitanas, la numantina y conflictos de todo tipo que no es preciso aquí señalar. Hispania era territorio desabrido para Roma, existiendo un afán de revancha del que se aprovechó Sertorio.

Incluso se puede hablar de que a partir de la batalla de Arausio y las invasiones de cimbrios y teutones en Hispania se levantó el ardor guerrero, no por algo cuando los invasores germanos volvieron grupas hacia aquí Roma se encargó de armar a los hispanos para detener a los germanos, hecho que se consiguió pero que conllevó que volviera a ser una sociedad belicista.

No me lío más, vayamos al grano… El protagonista es Cneo Placidio Mutio quien ejerce de cronista y que por un casual llega a cruzarse en el camino de Quinto Sertorio llegando a convertirse en su lugarteniente. Cneo narrará así desde un primer plano los enfrentamientos, las dudas, la personalidad de los implicados y al mismo tiempo nos mostrará su propia historia que empieza como una tradicional historia de formación pasando por todas las etapas hasta llegar a la edad adulta.

La novela así se mantiene con dos bases sólidas, por un lado la propia historia de Cneo y por otro los datos y hechos históricos, consigue así el autor enseñar divirtiendo.

Pedro Santamaría no abusa de datos, ni tampoco de elementos propios de época, en algunos momentos se podría decir que la narración es austera en cuanto a costumbres y usos de época romana, seguramente pretende acercarnos así a los personajes, que la identificación con ellos sea más sencilla. Se sostiene la ficción en una prosa sencilla, agradable, bien trabajada, con momentos muy buenos que provocan que la ficción sea casi más importante que el contexto histórico.

Esta novela nace del interés que despiertan algunos personajes históricos en nosotros. Para el autor, lo describe en una nota, Sertorio fue una de esas figuras que en la juventud se muestran atrayentes, fruto de esa atracción es esta obra y también de lecturas clásicas. 

Es imposible obviar ahora este inciso; por algún motivo, imposible poner sólo uno, la lectura de escritores como Plutarco levantan algún tipo de interés en los lectores y lo ha hecho a lo largo de los siglos. Les recomiendo que lean alguna de sus vidas, en especial “Pirro y Cayo Mario”, ahí también encontrarán “Sertorio y Eumenes” que tampoco es mala lectura. Sepan, si me hacen caso que esta por ver, que cuando tengan las palabras ante sus ojos que generaciones, y les hablo de muchas, han pasado por esa lectura y siempre dejó poso

En cuanta a esta novela, siento la divagación pero ha sido imposible sustraerme, se la recomiendo, seguro que la disfrutan, es más cuando terminas te quedas con ganas de más, lo cual, es lo mejor que se puede decir de ella.

Pamies, 2015
Compra en Casa del Libro

Sergio Torrijos
Publicar un comentario en la entrada