Indómito. Vladimir Hernández

El robo se lleva a cabo... y empiezan los problemas

Mario Durán despierta enterrado vivo en una fosa junto al cadáver de su amigo Rubén. Mientras escapa de su fatal destino, rememora las circunstancias que le han llevado a tan duro trance. Unas semanas antes Mario y su amigo Rubén estaban encarcelados por sus trapicheos en la venta de accesos a internet, y su situación carcelaria se va haciendo cada vez más compleja, pues algunas de las bandas de internos los empiezan a considerar como buenos culos para follar. Pero repentina y sorpresivamente son puestos en libertad. Pero su liberación no es gratuita. Deben participar con sus conocimientos tecnológicos en un importante robo a una gran compañía del país.

De esta forma conocerán a sus compañeros de robo: Sandoval, un duro matón que parece dirigir las operaciones, el Zurdo, hombre para todo, y Silvia, una bella y enigmática mujer que parece facilitar buena parte de la información precisa para el asalto. Y sobrevolando a todos ellos, un enigmático personaje, que ha sido el cerebro del robo, y que parece disponer de mucho poder e influencia para que el grupo se junte y actúe. 


los hechos marcan a fuego cada una de sus líneas


Y el robo se lleva a cabo... y empiezan los problemas, y saltan las venganzas y los muertos van cayendo como piezas de dominó.

Nos encontramos con una narración de crímenes, llena de violencia y acción, que desde la primera a la última letra nos arrastra en un continuo de escenas duras, violentas, en las que el autor no se demora en descripciones sociológicas o ambientales, sino que los hechos marcan a fuego cada una de sus líneas, ofreciéndonos un magnífico relato de acción

Y aunque el escenario de la novela sea la ciudad de La Habana en nuestros días, su argumento no difviere de narraciones que pueden ocurrir en cualquier otra ciudad del mundo. Tanto es así, que sus personajes que han renegado del proyecto social colectivo. Como tantos otros hijos del Periodo Especial, forjados en el falso aperturismo económico y el ambiente pragmático del posmilenio, se sienten libres del compromiso ideológico de antaño, y solo creen en la iniciativa personal. Para ellos sus héroes son Steve Jobs o Michael Crichton, y pasan de los mitos revolucionarios como los hermanos Castro o Hugo Chávez.

Y el espíritu de derrumbe social queda plasmado por ese afán de lucro en el que se han abandonado cualquier idea de solidaridad o espíritu revolucionario.

Una narración ágil, vibrante, que bebe de autores como Donald Westlake (pero no el Westlake de Dortmunder, sino del de Parker), y que de sorpresa en sorpresa, y de giro en giro, nos llevará sin poder casi respirar a un final digno de las mejores obras del género negroUna fantástica novela, que además ha ganado muy merecidamente el X Premio internacional de novela negra L'H Confidencial.

Roca, 2016
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario en la entrada