Los crímenes del jorobado. Edogawa Rampo

Personajes violentos y sobrecogedores para un auténtico cuento de terror clásico

A Minoura Kinnosuke le cambia la vida al conocer a la bella Kisaki Hatsuyo, y el porvenir de rosa que se le presenta se trunca violentamente. Toda la narración intentará dar luz a un sangriento asesinato que frustra las aspiraciones de nuestro protagonista. Pero las investigaciones para resolver este crimen introducirán a nuestro héroe en una auténtica pesadilla, en la que tendrá que enfrentarse con personajes violentos y sobrecogedores, que convertirán este relato en un auténtico cuento de terror clásico.

Este texto fue publicado originalmente en 1929 y 1930 en formato semanal en el Asahi Shinbun, uno de los periódicos de mayor tirada de la época. Su formato inicial de folletín periodístico ha sido ligeramente alterado para presentarlo en formato de novela, pero no ha perdido ni un ápice de su capacidad de seducción, de su dramatismo y de las deslumbrantes escenas que el autor nos va proponiendo, y que nos arrastran en un vertiginoso cúmulo de inquietantes situaciones, que combinan elementos detectivescos, de terror, con algunos momentos en que se roza lo fantástico, algo muy habitual en la literatura japonesa.


sorpresas, personajes extremos, pasiones abrasadoras


En la narración aparecen elementos inquietantes como el tráfico humano, la compra de niños, o los asesinatos inducidos, temas muy habituales en la literatura de intriga de nuestros días, pero que para los años 20 del siglo pasado, resultaban excesivamente cruentos, por lo que leer una novela que trata sin tapujos de estos temas es toda una experiencia.

Como nos ha ocurrido al leer otras novelas japonesas, es sorprendente el abordaje de la sexualidad, pues solemos tener una imagen muy pacata de cómo la culttura japonesa aborda lo sexual, y en este texto que cuenta con casi ochenta y cinco años, la homosexualidad, y lo que ellos llaman la sexualidad tolerante, aparece con una normalidad que hemos de señalar como un fenómeno muy poco habitual y sorprendente, y no como algo casual o tangencial, sino con un peso troncal y decisivo en el desarrollo de la trama.

De esta forma la lectura de Los crímenes del jorobado nos devuelve al rico mundo de los relatos llenos de sorpresas, de personajes extremos, de pasiones abrasadoras, de malos malísimos, de héroes que se dejarán la piel en busca de la verdad, y todo esto aderezado con situaciones extremas propias de la gran novela folletinesca, donde seguir la trama de intriga se hace un placer lleno de emocionesUna estupenda novela que nos devuelve a las raíces del género.

Quaterni, 2016
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario en la entrada