Los misterios de la gata Holmes. Jiro Akagawa

Holmes, una guapa, perspicaz y decidida gata calicó

Ayuda a su felina manera
Yumiko Kurihara, joven universitaria que gana unos ingresos extra con la prostitución, es brutalmente asesinada. La investigación es encargada al joven detective Yoshitaro Katayama, que no soporta la visión de la sangre, cuya abrumadoramente tímida relación con las mujeres no parece que vaya a facilitar las pesquisas en una universidad y una residencia femeninas. En el transcurso de sus investigaciones el asesino volverá a atacar, lo cual incrementará el nivel de histeria entre las alumnas y la preocupación del público y la policía. Y para que nada falte, al esforzado y apabullado detective se le cruzarán las turbias repercusiones de la adjudicación de algunos contratos administrativos para la construcción de edificios. Y fuera de su ámbito profesional, su inquieta hermana Harumi le provocará más de un dolor de cabeza.

Las oscuras investigaciones que el protagonista deberá enfrentar le hacen conocer a Yukiko Yoshidzuka, una brillante estudiante que quiere intervenir en las pesquisas, y que parece mantener unas singulares relaciones con algunos de los implicados. Pero el gran encuentro del protagonista será con Holmes, una guapa, perspicaz y decidida gata calicó, una variedad felina caracterizada por presentar tres colores, principalmente el blanco, negro y marrón. Le ayudará a su felina manera a resolver estos intrincados misterios.


una mirada ingenua a situaciones escabrosas


Primera entrega de una larga serie, que empezó en 1978, va por su 35ª entrega,y de la cual se han hecho versiones para la televisión, el teatro, la animación, el cómic o los videojuegos. En ella se nos mostrarán las peripecias de un policía poco habitual y como japonés, nada serio, ni duro, ni sórdido, un personaje que se hace querer por sus debilidades, y por la poderosa voluntad que pone en el intento de superarlas. Historia llena de intriga, con mucho humor (algo muy poco habitual en novelas japonesas de misterio), y que mezcla una mirada un tanto ingenua con situaciones ciertamente escabrosas, y un tono general menos formal, y menos sórdido que otras novelas japonesas, lo que crea una lectura muy ágil, entretenida y divertida. 

Es de destacar, y eso le da un gran valor para los lectores occidentales, la singular relación que el personaje mantiene con la sexualidad, por un lado llena de pudor, y por otra afrontada con gran desenfado, en una mezcla poco habitual en estas latitudes. Y de igual forma es destacable el papel de las mujeres y las jóvenes japonesas, mucho menos sumisas y pasivas que el estereotipo que tenemos de ellas por aquí. Sorprende su liberalidad sexual,y su forma decidida de afrontar la vida, entre la cual, no parece elevar grandes protestas la práctica de la prostitución coyuntural para poder tener ingresos. Eso sí, mezclado con usos y tradiciones que nos parecen arcaicos, como los encuentros familiares con objeto de concertar matrimonios, del que tendremos un divertido ejemplo en las paginas de este libro. Esta mezcla de tradición y modernidad hace muy atractiva la lectura de esta narración

Con todo lo dicho, no es óbice para que sea toda una canónica narración de misterio e intriga, en la cual podremos encontrar una de las más originales soluciones al clásico misterio del asesinato en una habitación cerrada, y la intriga y el deseo de conocer la solución de los diversos misterios propuestos, resultará un poderoso acicate del texto. 

La presencia y actuación de la gata Holmes no infantiliza el relato, pues logra coger un peso en la historia que nos hace olvidar su felino origen. No es la primera ocasión en que un gato interviene activamente en la resolución de un misterio. Hemos de recordar las divertidas novelas escritas por Lillian Jackson Braun, para cuyo protagonista Jim Qwilleran, le resultaba fundamental en la resolución de las intrigas en que se veía inmerso, la presencia y ayuda de sus gatos Koko y Yum Yum. Pero no han sido los gatos los únicos protagonistas de novelas de misterio, no pudiendo dejar de citar las incansables ovejas que resolvían oscuros misterios en las novelas de Leonie Swann.

La lectura de una obra tan original, divertida y entretenida nos lleva a recomendarla encarecidamente.

Quaterni, 2015
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada