Sibeles: Una pasión de Inteligencia (IV). Por Frank G. Rubio

La conexión turca

A pesar de estar claramente documentado el papel de Turquía en el mercado negro de armamento atómico, tráfico de narcóticos, lavado de dinero negro y terrorismo este país recibe billones de dólares anuales como ayuda por parte de los Estados Unidos. 








Los superiores de Sibel trataron de "matar al mensajero"


Sintetizando: agentes turcos en Estados Unidos bajo cobertura diplomática, empresarial o académica obtenían secretos militares y tecnológicos. En el departamento de traducción había gente falseando su trabajo o pasando información a potencias extranjeras. Los superiores de Sibel no hicieron nada por paliar estas deficiencias de seguridad y trataron de “matar al mensajero”. 

En la trama turca, en la que también había implicación israelí, estaban incursos entre otros personajes como: Richard Perle, Douglas Feith o Marc Grossman este último como ya sabemos antiguo embajador en Turquía. 

El año pasado fue publicado el segundo libro de Sibel Edmonds: The Lone Gladio, una novela donde aparecen bajo el formato de la ficción todos los elementos citados sobre las actuaciones en Medio Oriente de las tramas del “Estado Profundo” en connivencia con el crimen organizado a la persecución de ambiciosos objetivos geopolíticos.

Tanto el incidente en el que Turquía ha derribado un avión ruso, asesinado a uno de sus pilotos y grabado el acontecimiento, como las últimas noticias, donde sale a la luz el papel del hijo de Erdogan, Bilal, en la comercialización del petróleo con el que se financia el grupo ISIS, dan cuenta de la aceleración de los acontecimientos.




En todos estos menesteres tiene un papel decisivo en la trama criminal la ciudad de Chicago, un feudo del partido demócrata desde 1931. Mencionaremos por encima al inefable representante republicano por Illinois Dennis Hastert, devenido millonario gracias a su carrera política a pesar de proceder de ambientes, por decirlo de alguna manera, más bien modestos y que fuera speaker de la Cámara de Representantes. Su caso es sintomático de como los medios de comunicación de masas hacen todo lo posible para disuadir al público del conocimiento de las relaciones tangibles y casi institucionalizadas entre el crimen organizado y sus electos y “selectos” próceres. Siguiendo a Sibel: Hastert aceptó sumas considerables de dinero camufladas de subvenciones a sus campañas a cambio de favores al gobierno turco. Con relación a la posible declaración de genocidio de las masacres armenias y que obstaculizó de manera definitiva, según él por consejo del entonces Presidente Bill Clinton, sus favores estaban estimados en 500.000 dólares. Su prestigio ha caído en barrena a pesar del considerable apoyo mediático e institucional saliendo a la luz este mismo año diversos abusos de carácter homosexual realizados en su etapa de profesor, vinculado a los Boy Scouts, entre 1965 y 1981. No solamente abusan los curas de sus pupilos.

El flamante y belicista premio Nobel de la Paz que ostenta en la actualidad la Presidencia de Estados Unidos, al que probablemente se recordará como iniciador de la Tercera Guerra Mundial, ha hecho su carrera política y profesional en el estado de Illinois y en Chicago, su ciudad más significativa, siendo uno de sus hombres de confianza el actual acalde: Rahm Emanuel, antiguo Jefe de Personal de la Casa Blanca, con ciudadanía israelí y americana dual, implicado en numerosas actividades de dudosa legalidad relacionadas con la crisis inmobiliaria y nada ajeno a la conexión turca

Pero la información de la que habla Sibel, con todas las restricciones posibles para no incurrir en delito, es de gran valor. Pone sobre el tapete como alcanzó Pakistán su arma nuclear y como a través de ella y del cabecilla de la red, el científico nuclear Abdul Qadeer Khan, pasaron secretos nucleares a distintos países o grupos incluso muy posiblemente a Corea del Norte que hizo su primera experiencia nuclear en el año 2006.

Hoy, en el marco de la ampliación del conflicto de Oriente Medio a Turquía y a Rusia, ya militarmente enfrentadas, con el motivo aparente y confuso de combatir al terrorismo del Neo Califato, la perspectiva de un escenario de guerra entre potencias regionales al que se incorporen el uso regular o irregular de armas nucleares, resulta cada vez más verosímil. Incluso la posible utilización en algún país occidental, Estados Unidos inclusive. Sería sin duda el “Chernobyl” de Obama y de los Estados Unidos.

Entonces la pesadilla estaría servida y habría cambio de secuencia.


FIN


Una nación puede sobrevivir a los estúpidos y también a los ambiciosos, pero no puede sobrevivir a la traición. Un enemigo que se presenta frente a sus murallas es menos formidable, porque se da a conocer y lleva sus estandartes en alto; pero el traidor se mueve libremente intramuros, propaga rumores por sus calles, hace acto de presencia y escucha en los mismos salones oficiales. Porque un traidor no parece un traidor y habla con un acento familiar a sus víctimas, teniendo un rostro parecido y vistiendo sus mismas ropas, apelando a los bajos instintos que hay ocultos en el corazón de todos los hombres

Cicerón
Publicar un comentario en la entrada