Sé quién eres. Yrsa Sigurdardóttir

Dejar el libro en una habitación cerrada

Fuerzas sobrenaturales que habitan el lugar
Novela excelente donde las haya, Sé quien eres deleitará a todos aquellos amantes del terror, pues es una historia moderna de fantasmas ambientada en nuestras más inmediata cotidianeidad que contiene, sin embargo, el poso añejo de los relatos más tradicionales del género. Sueños premonitorios, comunidades de individuos que comparten un secreto, victimas marcadas siguiendo una lógica inconcebible, diarios e imágenes misteriosas, puertas que se abren solas, susurros brotando del fondo del pasillo… elementos manidos pero de una efectividad demoledora cuando surgen de manos expertas como las de Yrsa Sigurdardóttir. 

La historia esta vertebrada en dos tramas paralelas protagonizadas por dos personajes que, a priori, no tienen nada en común. Una de ellas cuenta como un grupo de treintañeros rehabilitan una casa rural en una aldea islandesa abandonada en la que empiezan a pasar cosas extrañas que acaban desembocado en un enfrentamiento abierto entre ellos y las fuerzas sobrenaturales que habitan el lugar. La trama secundaria es la de un psicólogo que colabora con la policía local en un caso insólito de vandalismo que le lleva a descubrir paralelismos inquietantes con casos más antiguos y a replantearse los límites de lo posible. A lo largo del libro las dos tramas convergen poco a poco y se van estructurando en la mente del lector, que siempre dispone de un poco más de información que los personajes y, con ello, de una dosis extra de canguelo. 


verdades de ultratumba que nos condicionan


Y es que, si algo destaca en este libro, además de su narrativa magistral, de su prosa soberbia y de la veracidad incuestionable de los personajes, es la creación de atmósferas angustiosísimas que, a ratos, le obligan a uno a dejar el libro en una habitación cerrada para tomarse una manzanilla reparadora en la otra punta de la casa. 

Sé quién eres logra evocar esa especie de intuición del terror que adquirimos en algún momento de la infancia al escuchar episodios sobrenaturales que hermanos mayores nos vendieron como reales, o al visualizar, gracias a adultos poco responsables, clásicos como La Profecía o Poltergeist. Cuando uno, ya mayorcito, vuelve sobre estos productos y se percata de lo malos que son (así como de la simpleza beatilla que los sustentaba) surge, a pesar de todo, una cierta nostalgia, un profundo anhelo de revivir aquella magia y de ponernos en el pellejo de ese pobre individuo metido a investigador que acaba enfrentándose él solito, casi a expensas de sí mismo, a verdades de ultratumba que de alguna manera condicionan el devenir cotidiano y que, por algún motivo, nadie hasta el momento se había empeñado en desvelar. 

El verdadero terror surge cuando constatamos que la buena literatura en esta línea es un recurso escasísimo. Por eso, Sé quién eres es una buena oportunidad de reencontrarse con esas sensaciones que tan raramente ofrece el mercado. Para un servidor, su lectura ha sido una experiencia parecida a leer El resplandor. De hecho, creo que es un libro que podría haber escrito un Stephen King en la plenitud de sus facultades literarias. Es cierto que las primeras cien páginas parecen un poco anodinas, pero contribuyen a la coexistencia personaje/lector. Después de la página ciento uno hay otras doscientas cincuenta de pura intensidad que aumenta con cada capítulo leído y que no te suelta hasta que cierras el libro. En definitiva: recomendadísimo.

Literatura Random House, 2014
Compra en Casa del Libro

Armando Brincos
Publicar un comentario en la entrada