Cocaína. Massimo Carlotto, Gianrico Carofiglio y Giancarlo De Cataldo

Tres historias sobre la diosa blanca

Buena muestra de poliziesco
El buen aficionado a la novela negra tiene un espacio en su estantería dedicado a los autores italianos. Se hace mucho y bueno en las letras transalpinas, hasta el punto de que no sería muy aventurado defender a nuestros vecinos mediterráneos como los que, en los últimos tiempos, mejor están trabajando el policíaco en Europa

La lista de autores que pueden apoyar esta teoría es muy amplia; tenemos a clásicos más que consagrados como Leonardo Sciascia o Andrea Camilleri, a magistrales estajanovistas del género como Giorgio Scerbanenco, a la superventas italo-norteamericana Donna Leon y a autores en vías de descubrimiento como Maurizio de Giovanni o Marco Vichi. Todos ellos son viva prueba de la excelente salud del poliziesco all'italiana.

Una buena muestra de ello Cocaína, obra de Massimo Carlotto, Gianrico Carofiglio y Giancarlo De Cataldo. Un libro a seis manos impecablemente editado por la Editorial Malpaso que nos presenta a tres autores que, si bien no son desconocidos, todavía no tienen demasiado predicamento en nuestro país. 


gran coherencia entre cada uno de las historias


Cada uno de los autores despacha un relato en esta breve antología, manteniendo un nivel de calidad más que aceptable y consiguiendo una gran coherencia entre cada uno de las historias. Es evidente que se trata de un tema que interesa en verdad a los autores implicados

El paduano Massimo Carlotto firma el mejor cuento. La biografía de este escritor parece salida de uno de sus propios libros, fue condenado a 18 años de prisión por el asesinato en 1976 de una joven mientras militaba en un sindicato de extrema izquierda; fugado de prisión, vuelto a juzgar en 1991 y condenado nuevamente a 16 años de cárcel, fue exonerado poco después. No cabe duda de que Carlotto conoce los subterráneos de las investigaciones policiales y los engranajes secretos del crimen organizado. Utiliza este conocimiento en La pista de Campagna para contarnos una historia breve, compleja y contundente. La vertiente más proletaria y desencantada del tráfico de cocaína le sirve a Carlotto para servirnos un policíaco crudo y noctámbulo, en el que la moral y la traición se disuelven en un juego de supervivencia.

Gianrico Carofiglio es magistrado y senador. Ha pertenecido al Departamento Antimafia y ofrece una visión más literaria y emocional del tráfico de drogas. En La velocidad de un ángel el narrador se encuentra a diario en un café con una mujer, antigua atleta profesional y agente de policía; con el paso de los días se van haciendo amigos hasta que ella le narra su caída en desgracia por culpa del amor y de la cocaína. 

El libro termina con El baile del polvo, de otro magistrado, Giancarlo de Cataldo. Dividido en cuatro movimientos y una apoteosis final, es un logrado esfuerzo de mostrarnos el mosaico del tráfico de cocaína, desde los cultivos del Perú, pasando por el cártel de Sinaloa, los importadores de pasta base, la mafia italiana, el trapicheo por internet y las líneas en los lavabos de las discotecas de moda europeas. Pese a lo ambicioso del relato y a que quizás la trama demandara un tratamiento más detenido y extenso, se trata de una historia poderosa.

Cocaína es, en resumen, una colección de historias que satisfará al aficionado más exigente del policíaco italiano y que supone una excelente tarjeta de presentación para quien quiera introducirse en él.

Malpaso, 2015
Compra en Casa del Libro

Alberto Ávila Salazar
Publicar un comentario en la entrada