La vieja escuela. Pamela Newton

Derechos civiles, palabras huecas

División racial y social
Entre los pilares de un edificio que está siendo demolido aparecen los cuerpos de dos mujeres brutalmente asesinadas que en 1976 desaparecieron sin dejar rastro. Entre los policías que investigan este extraño caso, se encuentra la joven agente de la policía de Sidney, Nhu Ned Kelly, que familiarmente está relacionada con el caso, pues su padre fue en su momento uno de los constructores del edificio en demolición.

La joven agente, que pertenece a una generación muy distinta a la que llevó las riendas de esa comisaría tras la II Guerra Mundial, tendrá que enfrentarse a todo un estilo policial basado en la corrupción, la ineptitud y la brutalidad, que lleva sus tentáculos hasta el momento de la trama, 1992. Tampoco ayudará a esta policía que su origen sea mestizo de irlandés y vietnamita, ni que sus padres fallecieran en un brutal asesinato hace ya muchos años en circunstancias aún no desveladas.

Durante la novela se nos acerca a la vida cotidiana de Australia, no tan bucólica como se nos ha contado, pues la vida de sus ciudadanos ha estado llena de tensiones, provenientes por ejemplo de la brutal represión y exterminio de su población aborigen, con todas las secuelas que ha dejado de división racial y social.


las prácticas policiales de aquellos años


De igual modo se nos relata la poco conocida intervención del ejército australiano en el conflicto de Vietnam, con su secuela de muerte, y de soldados que volvieron desquiciados por el horror en que estuvieron involucrados, y el gran número de drogodependientes que generó, que a su vuelta no encontraron acomodo en la sociedad que les vio partir.

Las prácticas policiales de aquellos años y sus protagonistas tampoco favorecen una investigación, que sin querer pone a la luz, cómo la policía de Sidney, con el apoyo explícito, o al menos la indiferencia del poder político, se convirtió en una máquina de represión feroz, con un altísimo nivel de corrupción, que les convirtió en muchos casos en meros matones de los grupos económicos poderosos, dejando los derechos civiles y ciudadanos en un conjunto de hueras palabras.

A lo largo de la novela se nos va mostrando la dura lucha que tendrá que llevar a cabo esta esforzada investigadora, para poder dar luz a unos hechos que parecen molestar a poderosos intereses administrativos y sociales, y en cuya resolución verá cómo su penosa historia familiar toma rumbos no siempre bien recibidos, con las duras repercusiones sentimentales que para ella y su entorno tendrá el esclarecimiento de los hechos del pasado.

Un poderoso thriller de investigación lleno de múltiples emociones, donde la acción, la violencia, los sentimientos y el deseo de verdad, se nos ofrecen a raudales, y que nos propone una visión algo distinta de un país y unas gentes de las que hemos tenido noticias escasas y sesgadas. Una estupenda novela.

Pàmies, 2015
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada