Foto movida. Miguel Mena

Una generación que quiso llegar hasta el final

Aquel otoño intenso y cruel
Otoño de 1983. En los servicios del Rock-Ola de Madrid aparece el cadáver de Almudena Montiso, una joven con síntomas de sobredosis por drogas. Pese a la aparente trivialidad de la investigación, el inspector Luis Mainar duda de la claridad de las causas del óbito de la joven, e inicia unas pesquisas en el entorno de la chica, pues hay algunos detalles que le hacen dudar de las presuntas evidencias que llevaron a la joven a acabar sus días destruida así.

Esta investigación tendrá que compaginarla con su destino habitual en la Policía, que es la brigada de secuestros, que le obliga a acudir regularmente al País Vasco, donde tendrá que participar en la infructuosa búsqueda del capitán Martín Barrios, y se verá involucrado en las acciones de la guerra sucia contra ETA. 

Mientras se van entrelazando estas dos tramas, el autor nos va mostrando otros sucesos que se dieron en esos días de fiesta y plomo, en los que se combinaron los fastos de la llamada movida madrileña con terribles accidentes aeroportuarios, una durísima crisis económica, los continuos asesinatos y asaltos etarras, y que tuvieron su dramático telón con el incendio del Alcalá 20, una discoteca donde murieron asfixiadas y abrasadas casi 80 personas. 


crónica sentimental e informativa de una época


Esta novela tiene un tono documental, pues mientras este mohíno policía intenta desentrañar las circunstancias de la muerte de Almudena, nos hace un recorrido variado e intenso por distintas realidades sociales y culturales de la España, y particularmente del Madrid de aquel otoño tan intenso y cruel. De esta forma conocemos muy diversas realidades sociológicas de la juventud de la época, los desencuentros entre generaciones, y en general el pálpito de una sociedad que se va acostumbrando entre purpurinas y sangre a una nueva forma de relacionarse y de afrontar la existencia.

Pero es de destacar igualmente la fuerza que tiene el relato de las pesquisas alrededor de la muerte de la joven, que muestra un cuidadoso y lúcido relato de una vida que intenta florecer, aunque tenga que hacerlo entre intereses y pasiones muy encontradas, que terminarán devorándola.

Este libro nos resulta una auténtica crónica sentimental e informativa de una época en la que entre conciertos de Police, el 12 a 1 que le endosó la selección de fútbol a Malta, las bombas y asesinados por ETA, se nos cuela el pulso de muchas canciones y de una generación que quiso llegar hasta el final, y que afirmaba: «Vive deprisa, muere joven y tendrás un bonito cadáver».


Suma de letras, 2014
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada