Mercado de invierno. Philip Kerr

Un auténtico viaje por las tripas y los recovecos más recónditos del fútbol inglés

Una errada investigación policial
El silbato del árbitro señaló el final del partido en el campo del London City, pero su entrenador portugués, el muy famoso y polémico João Gonzales Zarco no aparece por ninguna parte, hasta que su cadáver, brutalmente golpeado aparece en un rincón del estadio. Mientras la policía inicia las pesquisas, el dueño del club, el multimillonario ucraniano Viktor Yevegenovich Sokolnikov, encarga al segundo del fallecido, Scott Manson, que además de ponerse al frente del equipo, realice una investigación paralela a la de la Policía, para tener bajo control las informaciones que puedan ser problemáticas para el finado y el club. Ambas peticiones enfrentarán a Manson con retos muy complejos, el de entrenador por su falta de experiencia en el cargo, y la dificultad de suplir a un hombre con el carisma de Zarco, y en cuanto a investigador, sufre la repulsión provocada por haber sido condenado a una pena de cárcel por un delito, que una errada investigación policial le asignó. Todo esto lleva a que sus relaciones con la policía sean más bien tirantes, escondiendo material y no facilitando en absoluto la labor de la misma.


Hay gente que piensa que el fútbol es una cuestión de vida o muerte... Puedo aseguraros que es muchísimo más importante que eso


En el transcurso de la investigación el autor nos propone un auténtico viaje por las tripas y los recovecos más recónditos del fútbol inglés, en donde conoceremos la vida y actuación de sus futbolistas (los cuales sufren algunas descalificaciones bien fuertes), los propietarios y sus intereses, los técnicos y entrenadores, desmontando buena parte de la mítica que hay sobre ellos, ciertas apreciaciones sobre los torneos (por ejemplo el poco valor que se le da a los torneos de Copa o a la Europa league, pese a toda la idea del fair play que tenemos los continentales sobre el tema), y fundamentalmente habla del público y de las emociones que el fútbol provoca en muchas personas, y el poder que le da por lo tanto a sus gestores y actores. El relato está lleno de datos, anécdotas y comentarios sobre todos estos aspectos que rodean al fútbol, dejando un poco en un papel secundario la investigación, que pese a todo, irá dando sus pasos, y dará lugar a una gran sorpresa final.

La novela tiene gran fuerza narrativa, pues combina magistralmente las vicisitudes del protagonista con sus cuitas y dificultades, el intentar montar el puzzle que implica la vida del asesinado, para dar razón de su muerte, y el recorrido detallado, vitriólico y cariñoso, que se hace de ese gran fenómeno de masas que es el fútbol, del que el autor se declaró hace años fan (su amor por los colores del Arsenal londinense son públicos y notorios), combinándolo con una crítica feroz de la actuación policial, del que como otros grandes escritores ingleses, hace una crónica en la que les deja poco menos que como inútiles, estúpidos y corruptos.

Estamios ante una entretenida novela de intriga, en la que se nos regala un emocionante fresco de esa actividad de la que el que fuera entrenador del Liverpool, Bill Shankly, llegó a afirmar: «Hay gente que piensa que el fútbol es una cuestión de vida o muerte... Puedo aseguraros que es muchísimo más importante que eso».

RBA, 2015
Compra en Casa del Libro

José María Sánchez Pardo



Publicar un comentario en la entrada