La ceremonia (1995)

Ambientes cargados y psicológicamente tensos

El último film marxista
Los caminos del director Claude Chabrol y de la escritora Ruth Rendell estaban condenados a cruzarse. A ambos les gustan los ambientes cargados y psicológicamente tensos y las escenas donde aparentemente no pasa nada pero se está cimentando un estallido de violencia que puede desencadenarse por la causa más trivial. Lo que les separa es que Chabrol es francés y Rendell tremendamente británica, y de hecho Judgement in stone (Juicio de piedra), la novela en la que se basa La ceremonia, no deja de ser un estudio de las diferencias de clase en el Reino Unido a través de una criada analfabeta y el rencor que va acumulando hacia sus jefes burgueses; el director galo toma no obstante el toro por los cuernos y dirige lo que él mismo, con espíritu provocador y un tanto cínico, calificó como el último film marxista.

Desde luego la lucha de clases tiene un lugar destacado en la narración; la familia de clase media alta para la que la protagonista trabaja como empleada de hogar interna despliega un variado abanico de posiciones propias de la casta dominante hacia los inferiores, desde el despotismo consciente del padre a la indiferencia frívola y cortés de la madre pasando por la pretendida empatía, en realidad condescendiente, de la hija progre. Pero, aunque las barreras sociales pesan, las psicológicas son aún mayores: la ausencia de habilidades lectoras de la criada, que la humilla profundamente y le impide el acceso al mundo de la cultura, es metáfora también de un analfabetismo emocional y afectivo que la aísla no solamente de sus patronos sino del mundo en general y de sus propios sentimientos.


bajo la mirada escéptica de Chabrol


El caparazón en el que está metida se empieza a resquebrajar cuando conoce a la cartera del pueblo; el personaje de Isabelle Huppert, musa habitual del director, que aquí intenta con mucho esfuerzo y ciertos resultados parecer barriobajera, en una historia realmente marxista sería una heroína que hace despertar en su nueva amiga la conciencia de clase y el ansia de rebelión. Más bien, bajo la mirada escéptica de Chabrol, mientras probablemente ninguna de las dos jóvenes habría podido ser peligrosa por separado, el histrionismo de una y la introversión de la otra resultan complementarse de una manera explosiva, arrastrándolas a una folie à deux de unos tintes lésbicos que el director sólo se atreve a insinuar y que desembocará en la ceremonia del título.

José Antonio López (Jalop)


Tit. Orig: La cérémonie. Francia, 1995. Director: Claude Chabrol. Guión: Claude Chabrol y Caroline Eliacheff. Música: Matthieu Chabrol. Fotografía: Bernard Zitzermann. Intérpretes: Isabelle Huppert, Sandrine Bonnaire, Jacqueline Bisset, Jean-Pierre Cassel

De los gritos de dolor del expresionismo a los más inquietos thrillers europeos sin olvidar los grandes clásicos de Hollywood, el equipo PRÓTESIS te trae el comentario crítico de cincuenta títulos escogidos. Este ensayo colectivo ha sido realizado por el Equipo PRÓTESIS para el número 8 de su publicación en papel, coordinado por David G. Panadero

No te pierdas el monográfico
Publicar un comentario en la entrada