Un cadáver en el jardín. Maria Lang

Su riqueza y una cierta ingenuidad van calando suavemente

Ironía, humor, deliciosa lectura
Puck y Einar Bure deciden pasar las vacaciones junto con el padre de Puck, Johannes Ekstedt, catedrático de Egiptología en la Universidad de Upsala, en la casa familiar de Einar, en el pequeño pueblo de Skoga. Lo que parecen van a ser unas plácidas vacaciones resultan abruptamente interumpidas por la aparición de un cadáver en su jardín, de un viejo amigo de Einar, Tommy Holt, que aparece asesinado con un antiguo estilete.

Éste es el vibrante inicio de una investigación, que se circunscribirá a una pequeña comunidad residencial, donde no faltan familias problemáticas, hermanas excéntricas, y hombres y mujeres insatisfechos con su vida

Dado el poco acierto inicial de las pesquisas policiales, y pese a la intervención amateur de Puck y Einar, se hace necesaria la presencia de Christer Wijk, un famoso policía amigo de los protagonistas.


vida sexual vista con naturalidad


Nos encontramos con una novela del más puro estilo enigma, en un ámbito muy cerrado, con personajes que van presentando capas y capas de su personalidad insondables y contradictorias, y que nos recuerdan muy mucho las grandes novelas de Agatha Christie, pero con un tono menos acartonado, con historias personales donde los conflictos amorosos y sexuales, tienen una presencia natural y un peso, que supera el uso recurrente a la sagacidad mental de la gran escritora británica. Quizá esta presencia de lo amoroso y sexual, da un tono vital al relato, que sorprende por su riqueza y una cierta ingenuidad, que logran que la lectura nos vaya calando suavemente, y nos tenga agarrados hasta un final sorpresivo e inteligente.

Resulta chocante que esta novela que es de principios de los años 50, nunca fuera publicada en España, imaginamos por lo explícitas y naturales que son las referencias a la vida sexual, que además no tienen elementos sórdidos ni turbios, sino naturales y vitales, lo que sospechamos inquietaron en grado sumo a los defensores de la moral pública del momento.

En resultas nos encontramos con una novela de intriga, con muy sólida trama, con personajes variopintos e interesantes, y que pese a lo duro de las historias relatadas, siempre tiene un punto de ironía y humor, que dan mucha vida a una historia ciertamente dolorosa. Una lectura deliciosa.

Ediciones B, 2014

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada