El reino de los hombres sin amor. Alfonso Mateo-Sagasta

Un gran thriller de aventuras, con trasfondo histórico y documental

Especulaciones en la España del XVII
Esta novela trata de especulaciones inmobiliarias gracias a la posesión de informaciones reservadas, de grandes negocios en los que se engaña a la hacienda pública, a incruentas luchas por la obtención de cargos públicos, o nos mostrará cómo actúa la impunidad de los poderosos ante el delito… 

Pero no se equivoquen, no estamos en la España de 2014, sino en la España de 1615 …

El relato se inicia en Burgos, donde la corte española acompaña a la infanta Ana, en su próximo desposorio con el futuro rey de Francia Luis XIII, y lo mismo ocurre al otro lado de la frontera, pues la corte francesa acompaña hasta la frontera a la hija del rey de Francia, Isabel, que va a desposarse con el Príncipe de Asturias, el futuro rey de España, Felipe IV

Entre la numerosa comintiva está la representación de la condesa Micaela de Cameros, acompañada de su secretario y amante Isidoro Montemayor. En esta ciudad, la condesa recibe noticias inquietantes sobre los envíos de plata y demás bienes desde sus posesiones mejicanas, y se ve sin desearlo introducida en una intriga económica de altos vuelos, donde puede perder su patrimonio, e incluso la vida, pues muy importantes personajes de la corte de Felipe III están involucrados en una gran conspiración económica.


complots políticos y económicos que llegan a la corte española


Y para que nada falte, la condesa pasa por un trance personal, que la obliga a replantearse su situación social, y especialmente su relación con Montemayor, lo que derivará en que el mismo dejará el servicio de la condesa, teniendo que buscarse nuevos amos y protectores.

Alfonso Mateo-Sagasta. Foto: Agencia EFE
De esta forma, se inicia una investigación, que irá paralela con las diversas etapas de cortejo real, y durante el cual seguiremos las peripecias de Montemayor, que irá cambiando de amo, y que poco a poco, irá descubriendo muy diversos complots políticos y económicos, que interesarán muy mucho a altos e influyentes personajes de la corte española, pero también de la francesa, pues nuestros vecinos pasan por unos momentos especialmente turbulentos, y estos dobles esponsales pretenderán ser usados para dirimir cuestiones de fundamental trascendencia política.

En el relato aparecerán tanto personajes reales, importantes personajes de la corte española, tanto de la nobleza, como de la familia real, e incluso algunos literatos como Lope de Vega. Estos se entremezclan con personajes de ficción, y algunos recogidos de otras obras de ficción, que resultan uno de los más grandes valores de esta obra, el retrato de personajes reales, y a través de personajes ficticios de una época y un momento crucial de la historia de España.

Entre los personajes de la obra son de destacar el sifilítico alcalde de Casa y Corte, José López Madera, gran compañero de pesquisas de Montemayor, o Juan Guzmán, uno de los personajes más abyectos de la trama, o la presencia de una camarera francesa, que pese a su corta edad, ya muestra unas maneras, que la convertirán con los años, en uno de los personajes más famosos de la Literatura...

En general la obra mezcla perfectamente los datos históricos, de gran trascendencia, con otros referidos a la vida común, que nos hace muy cercanas las vicisitudes de una época lejana para nosotros, donde las prioridades existenciales eran bastante distintas a las de nuestros días. Y ello no logra disminuir un ápice el ritmo de lo que es una gran obra de aventuras, que desembocará en un final sorprendente, en la mejor tradición del folletín de aventuras de capa y espada.

Y antes de despedirnos, no podemos dejar de reseñar un momento extraordinario de la novela, en el que en la universidad de Oñate, se celebra una representación de una obrita escrita por un tal Shakespeare, basándose en algunas escenas del libro de Don Quijote de la Mancha, escrita por su contemporáneo Miguel de Cervantes. Éste, como otros ejemplos de la novela, nos muestran cómo se puede hacer un gran thriller de aventuras, con trasfondo histórico y documental, sin resultar plúmbeo ni pomposo.

Una estupenda y entretenida novela.

Grijalbo, 2014

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada