Las siete maravillas. Steven Saylor

Un magnífico ramillete de historias cortas de corte criminal

La mejor serie de intriga histórica
El joven Gordiano, hijo del Sabueso, que acaba de cumplir 18 años, es enviado por su padre a realizar un largo viaje por el Oriente para recorrer los lugares donde se encuentran las Siete maravillas del mundo. Este viaje tiene varias motivaciones, no siendo la menos importante el deseo del padre de alejar a su hijo de la convulsa situación interna y externa de la Roma de la época de Sila. En este viaje iniciático irá acompañado por Antípatro de Sidón, gran poeta griego y tutor del joven. En las diversas etapas de su itinerario, el joven Gordiano se irá enfrentando a diversos enigmas criminales, sociales y políticos, e irá dando muestras del ingenio y perspicacia de gran investigador, de los que tuvimos noticia en sus anteriores aventuras.

Esta novela plantea un gran número de lecturas, pues de entrada nos propone un magnífico ramillete de historias cortas de corte criminal, que abarcan desde asesinatos, robos y desapariciones a la resolución de misterios sociales y familiares, sorprendentes y ágiles en su presentación y desenlace. Y todas ellas unidas por un hilo común, que parte de la misma Roma en la que el acompañante de Gordiano simula su muerte, y que terminará en un trepidante final en el gran faro de Alejandría. Por otra parte, y aprovechando las diversas etapas del viaje, el autor nos hace un fresco de la época y sus gentes, tanto en lo social, en sus costumbres religiosas y sexuales, como en las circunstancias políticas de la época, incidiendo sobre todo en el malestar del mundo griego por la dominación romana. Saylor logra todo esto sin convertir a la novela en un libro de viajes por la Antigüedad, o en una documentada y pesada novela histórica. 


túnicas y carros en vez de coches y corbatas


Finalmente, el libro tiene un tono de narración iniciática para un joven que sale de Roma, recién estrenada su toga viril, con el corazón lleno de ingenuidad y los ojos sedientos de curiosidad, y que a lo largo de las diversas experiencias del viaje irá conociendo de la condición multiforme del alma humana y descubrirá el placer, el miedo, la muerte y la necesidad del ingenio y el arrojo para solventar difíciles y peligrosas situaciones; lo que nos devolverá, al final de la novela, a un hombre curtido, que no se asusta de las obras humanas y que en Alejandría descubrirá su propia octava maravilla del mundo. 

Deliciosa precuela de la mejor a gusto de este reseñador serie de intriga histórica, y una de las mejores series de intriga criminal jamás publicada, en la que se demuestra que se pueden escribir grandes novelas de intriga en un escenario en el que en lugar de automóviles se usen carros y caballos, en vez de trajes y corbatas, túnicas y togas, y que nos convence de cómo un puñal o una espada pueden ser tan letales como un revólver. 

Una estupenda novela.

La Esfera de los Libros, 2014

José María Sánchez Pardo




Publicar un comentario en la entrada