La agonía del asesino. James Sallis

No es de extrañar que comparen a James Sallis con Albert Camus

Aspectos aterradores de la existencia
Un hombre es tiroteado, aunque no llega a morir. Pero hay un asesino a sueldo a quien le han encargado esta ejecución, y alguien se le ha adelantado, y no ha realizado el encargo correctamente. Con este impactante comienzo arranca esta novela en la que un viejo y enfermo asesino a sueldo, Christian, tendrá que dilucidar qué ha pasado en este, quizá su último encargo, pues siente que su estilo de vida, en el que había discurrido su existencia, manteniéndose en la periferia de la sociedad, en la línea de sombra, se ha resquebrajado.

Sus pesquisas se entrecruzan con las del detective de la policía de Phoenix Dale Sayles, hombre ensimismado que está pasando por el aterrador momento de los últimos días de la agonía de su esposa. Una especial conexión une a estos dos personajes en una caza, donde la comprensión del rival será más importante que los puros hechos delictivos.

Y en paralelo a este argumento, el autor nos ofrece la historia de Jimmie Kostof, un chico de trece años al que sus padres han abandonado, y que ha tenido que aprender a valerse por sí mismo y sobrevive vendiendo cosas por eBay, que padece pesadillas atroces, que misteriosamente están muy relacionadas con las del asesino.


novela negra que se adentra en la condición humana


Con estos elementos aparentemente dispares, el autor nos regala con una historia en la que se bucea sin compasión, en los aspectos más aterradores de la existencia: en la soledad, pues se nos hace un fresco terrible de la inconsistencia de las relaciones humanas, el vacío y el sinsentido de la existencia, en el que resulta casi imposible encontrar una razón presuntamente lógica al hecho de vivir, y donde lo onírico y lo real se entremezcla mostrándonos lo poco adecuado que resulta de nuestras percepciones del inasible mundo real, tanto el físico como el social.

A partir de un potente relato de pura novela negra, Sallis ofrece una historia en la que la condición humana y sus presuntas certezas y agarraderos son sometidas a una dura prueba, de la que no se sale fácilmente indemne.

Novela de lectura intensa, desasosegante, no es extraño que la obra de James Sallis haya sido comparada a autores de la talla de Albert Camus, pero que logra de todas formas transmitir un mensaje de creencia en el ser humano, eso sí, cuestionando buena parte de los pilares abotargantes que pretenden calmar la angustia de la vida.

Una impactante y subyugante novela.

RBA, 2014

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada