Insomnio (Non ho sonno, 2001), de Dario Argento: Mata como puedas (V)

Si te puede el agotamiento… ¡mata como puedas!




Pese a que la gran mayoría lo desconoce, ¡y hace bien!, no es de extrañar que Argento provoque posturas enfrentadas, de la defensa incondicional a la condena sin paliativos. En su libro El Cine Fantástico (Dirigido, 1987) José María Latorre lo despacha con una simple mención: «el execrable Dario Argento». La idiosincrasia de su cine imposibilita que lo veamos con unos parámetros mínimamente razonables, dada la desatada carnalidad rayana en lo pornográfico y el estrafalario y ofensivo sentido del humor; véase el trato denigrante dado a los enanos en Insomnio.



sus métodos de investigación: una nana infantil (sic)



¡Críticos, vosotros sois mis enemigos!
Sea como fuere, con Insomnio pretendía volver a sus orígenes: «Es una historia de detectives, estructurada más como una investigación policial que como una película de terror, aunque contiene fuertes elementos gore. La historia narra una investigación compleja y articulada; una meticulosa investigación que transporta al espectador a los rincones más oscuros de la mente humana; una mente perturbada, desequilibrada y ansiosa... ¡la mente de un asesino!»

Tampoco podemos tomarnos en serio esos comentarios de tipo promocional. Respecto al personaje de Moretti (Max von Sydow), apunta, «sus métodos deductivos son comparables a los de Sherlock Holmes, y mi hermano (Claudio) reconoce abiertamente su deuda con las historias clásicas de detectives. En particular, el trabajo de Agatha Christie y Arthur Conan Doyle han influenciado mucho los métodos policiales de sus historias».

Es la primera vez que Argento pone la investigación en manos de un policía, y visto el procedimiento de investigación, esas referencias literarias le vienen grandes. La principal pista de Moretti es una nana infantil que interpretará de forma literal. En un momento determinado, esa nana dice que el cisne ha de morir… ¡Entonces Moretti corre al teatro donde se representa El lago de los cisnes para salvar a la protagonista! Si el cine de catástrofes llegó al agotamiento y su decadencia hizo posible una comedia de trazo grueso como Aterriza como puedas, propongo que, en reconocimiento a esta excesiva comedia involuntaria, que recopila lo mejor y lo peor del cine de Argento, la rebauticemos Mata como puedas.

David G. Panadero


FIN



Publicar un comentario en la entrada