El mensajero. Jorge Martínez Reverte

Una mirada humana e inteligente a la llorada Transición, que pudo no ser tan modélica


Entre asambleas y huelgas

El mensajero narra en clave de ficción y con datos inventados la actividad de un grupo terrorista en el Madrid de la Transición. La tensión viene marcada por un desenlace inevitable que conocemos de antemano: la primera página nos sitúa en la cárcel de Yeserías, donde Inés recibe la noticia de la muerte de su pareja, Casimiro. La novela nos introduce en una época de grandes conflictos sociales, entre asambleas y huelgas, donde las posturas se radicalizan hasta llegar al derramamiento de sangre.

El mensajero está basada en ciertas experiencias de Jorge Martínez Reverte como periodista. Como dijo en una entrevista para El País:

«He conocido a algunos policías y también a algunos miembros de grupos armados. Pero lo que hizo surgir la novela fue una carta que recibí hace algún tiempo. Yo había escrito un reportaje sobre la muerte de un terrorista del GRAPO, Delgado de Códex. Poco después recibí una carta estremecedora de una chica que había sido su novia. Ahí estaba la contradicción entre el personaje que ella conocía y el otro, capaz de cometer alguna brutalidad.»

Jorge Martínez Reverte es conocido sobre todo por su serie de novelas protagonizadas por el periodista Gálvez, metido a detective por su curiosidad e imprudencia. Sin embargo, El mensajero incorpora un cambio de registro notable: narrada de forma periodística y distanciada, no deja espacio para el humor tan típico de otras novelas suyas. Por otra parte, no se busca tanto la exaltación romántica de unos héroes o unas víctimas como el retrato de unas situaciones políticas complicadas, para desembocar en un conflicto humano: personajes que oponiéndose a la brutalidad policial, acaban embrutecidos y degradados, haciendo uso de esa misma violencia que quisieron condenar.

Grijlabo, 1982
Compra online

David G. Panadero
Publicar un comentario en la entrada