La rata en llamas. George V. Higgins

Una auténtica batalla de diálogos chispeantes, veloces, sustanciosos...

Con escasísimas descripciones
El propietario de unos edificios de la ciudad de Boston se plantea quemarlos ilegalmente. El ruinoso estado en el que se encuentran y las dificultades que tiene para cobrar los alquileres, le llevan a semejante decisión. Este propietario, Jerry Fein, abogado de medio pelo y agente de artistas de poca monta, encarga la realización del delito a dos sicarios de baja estofa, Leo Proctor y Jimmy Dannaher. Una de sus primeras acciones será el convencer al sobornable inspector de incendios de la zona, el expolicía Billy Malatesta. Pero para su desgracia el ambicioso fiscal del distrito se ha empeñado en terminar con los casos de acoso inmobiliario. Otra muestra del genio de Higgins, capaz de desarrollar toda la trama a partir casi exclusivamente de los diálogos que se generan entre la extensa colección de personajes que aparecen en la novela, con escasísimas descripciones, y dando el peso de la narración a una auténtica batalla de diálogos chispeantes, veloces y llenos de sustancia, que nos muestran las variopintas personalidades, circunstancias y deseos, mostrándonos de paso la compleja situación social y política de la ciudad de Boston en los años setenta del siglo pasado, logrando de esta forma un ritmo y una intensidad deslumbrantes, y que le conceden al relato un verismo nada fácil de conseguir. Una lectura apasionante que nos propone una fórmula poco usada, pero magnífica de leer.


Libros del Asteroide, 2013


José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada