El asesino entre los escombros. Cay Rademacher

Hamburgo, 1947: hambre, frío, asesino al acecho...

Una ruina no solo física

Durante el crudísimo invierno de 1947, en la devastada ciudad de Hamburgo empiezan a aparecer los cadáveres de personas estranguladas, posiblemente a manos de un mismo asesino. La investigación es encargada al inspector de policía Frank Stave, a quien acompañan Maschke, un inspector de la brigada de costumbres, y James MacDonald, un oficial británico. Las pesquisas, que resultan desesperantes por los pocos resultados que se van obteniendo, se desarrollan en el dantesco escenario de la ciudad de Hamburgo, asolada y destruida, y con una población que tiene gravísimos problemas para alimentarse y calentarse en un terrible invierno de 20 grados bajo cero. La destrucción física es paralela a la destrucción moral de una población todavía conmocionada por la derrota militar y los flecos de la actividad nazi. El policía encargado de la investigación carga además con la muerte de su esposa durante un bombardeo y la desaparición de su hijo en los últimos combates en la desesperada defensa de Berlín. Una novela llena de emoción y sentimiento en la que se plasma la desesperada lucha de un hombre justo que pretende salvar su dignidad personal y la justicia, en un ambiente en ruinas, no solo físicas, y donde las circunstancias ambientales hacen que tenga que defenderse de un peligroso asesino y además del hambre y la congelación. Poderoso ejemplo de lo que en Alemania se llama «literatura de los escombros», que narra la titánica lucha por la supervivencia a la que se vio sometida la población alemana, abrumada por su derrota y por la vergüenza de las acciones realizadas durante el Tercer Reich. Además tiene un toque verista poderoso: estos asesinatos sucedieron en Hamburgo durante esos años y nunca fueron esclarecidos... Una magnífica novela.

Maeva, 2013

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada