Crímenes ejemplares. Max Aub

Microrrelatos que pueden ofender a todos

¡Que Viva Max!
No hay nada más refrescante para estos tiempos de máxima higiene y extremo cuidado de las formas que la lectura de Max Aub (1903-1972) y sus Crímenes ejemplares, un libro que «puede ofender a todos», compuesto por multitud de relatos ultracortos —a menudo unas pocas líneas, a veces una sola frase—, excesivos y desmadrados, que disuelven la realidad al más puro estilo surrealista, causando bajas sin parar para sorpresa y disfrute de los lectores.

Nacido en París aunque de familia española, y posteriormente nacionalizado mexicano, Max Aub padeció las consecuencias de las más importantes guerras del siglo XX y tuvo que vivir como exiliado, sin poder integrarse plenamente en ningún ambiente cultural.  Quizás de la dureza de su vida nació ese humor negro que supo hacer brillar en pocas líneas. También le influyó conocer tan a fondo las costumbres de México, un país donde tradicionalmente lo lúdico y lo macabro han ido de la mano.


«La maté por no darle un disgusto»


Como ya saben los exegetas de Max Aub, hay multitud de ediciones de los Crímenes ejemplares, casi todas más o menos incompletas. Recomendamos esta por el buen criterio que la orienta: editada, introducida y anotada por Pedro Tejada Tello, destaca por su valor didáctico, acercándonos al autor y a su obra de manera eficaz, quizás siguiendo esa capacidad de síntesis que demostraba Aub con sus microrrelatos. Botón de muestra:

Lo maté porque me dolía la cabeza. Y él venga a hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes, miré mi reloj seis veces, descaradamente: no hizo caso. Creo que es una atenuante muy de tenerse en cuenta

Mucho se puede aprender de estas pequeñas píldoras de ficción, auténticos mecanismos de relojería donde no falta ni sobra palabra, que en su breve extensión demuestran un ingenio que parece inagotable, además del aprovechamiento de muchos y muy variados recursos: contrastes, exageraciones, giros imposibles... Todo condensado en un puñado de palabras. Menos es más.

Sansy, 2013
Compra online

David G. Panadero
Publicar un comentario en la entrada