El consumo de la utopía romántica. Eva Illouz

Las revistas femeninas hablan del amor y las intimidades en términos propios de empresa: eficacia, competitividad, rapidez

Capitalismo y relaciones íntimas
No solo las escritoras de novela rosa escriben sobre el amor. El romanticismo es también el tema favorito de la socióloga marroquí Eva Illouz; en El consumo de la utopía romántica, un ensayo de 1997 que no fue no traducido al español hasta 2009 a raíz del éxito de Intimidades congeladas, de la misma autora, realiza un estudio a partir de entrevistas a personas de orígenes y profesiones diversas preguntándoles sobre su idea de lo romántico. Los entrevistados de orígenes más humildes resultan tener imágenes muy estereotipadas del amor, mientras que aquellos de nivel económico y cultural más alto tienden a distanciarse más de las rosas rojas y las cajas de bombones en forma de corazón; las conclusiones extraídas de las encuestas se entremezclan con el análisis de los contenidos de las revistas dirigidas al público femenino y con una breve historia de la evolución del galanteo y de las citas para encontrar pareja durante los últimos algo más de cien años, que es la antigüedad aproximada que tiene el flirteo tal y como los entendemos ahora. 


el papel del dinero


Con la generalización de la vida en la ciudad, muchas jóvenes solteras trabajan, viven de forma un poco más independiente y empiezan a ser cortejadas por sus admiradores en locales públicos, dejando atrás los matrimonios concertados, salvo en las familias aristocráticas, y también las visitas de los galanes en las casas particulares bajo la atenta mirada de las madres de las chicas.

Esta presunta mayor libertad, no obstante, no reduce el papel que juega el dinero en el emparejamiento; los pretendientes con más posibles pueden llevar a sus enamoradas a locales más vistosos y ofrecerles entretenimientos más sofisticados. Echarse una novia empieza a ser un lujo que no todos pueden permitirse; paradójicamente, la mayor igualdad entre los sexos de las últimas décadas no ha impedido que los esquemas del capitalismo hayan penetrado más profundamente en todo el campo de las relaciones sentimentales. Las revistas femeninas, de hecho, son buena prueba de ello al hablar del amor y las intimidades en términos cada vez más de empresa, ensalzando la eficacia, la competitividad o la rapidez a la hora de elegir al candidato más adecuado o la importancia de ser un buen gestor de tiempos y recursos para mantener la ilusión en la pareja. Pero curiosamente, a pesar del pragmatismo empresarial difundido por la prensa, el tópico del amour fou, del flechazo y de la oposición entre amor e interés sigue muy presente en las personas encuestadas. Son contradicciones propias del capitalismo, de la mercantilización de muchos aspectos de la vida y del mundo de la publicidad, que no hacen ninguna excepción en el terreno de las relaciones íntimas, sino más bien todo lo contrario.

Katz, 2009
Compra online

José Antonio López (Jalop)


Publicar un comentario en la entrada