El fruto prohibido. James Hadley Chase


Un ciudadano común, involucrado a su pesar en una historia que lo supera

Una poderosa tensión criminal

La vida del corresponsal en Roma del New York Western Telegram, Ed Dawson, se complica al recibir el encargo del dueño de su periódico, Sherwin Chalmers, para que se haga cargo de su hija Helen, que va a instalarse en la Ciudad eterna para realizar estudios de arquitectura. Lo que inicialmente parece una tarea sin más problemas, se va complicando al no resultar la muchacha tan fácil de llevar, y la situación se ve comprometida por extraños hechos, misteriosos y peligrosos personajes, y la aparición de un cadáver. Ed Dawson tendrá que meterse de hoz y coz en una frenética investigación, para evitar la prisión e incluso la muerte, en una situación que no logra prácticamente entender. Novela llena de ritmo y giros de guión, que plantea un suspense lleno de enredos y situaciones chocantes, pero en las que subyace una poderosa tensión criminal. Digna muestra de un tipo de novela negra, de las que últimamente tenemos pocos ejemplos, en las que un pacífico ciudadano, se ve involucrado a su pesar en una historia que lo supera, y que tendrá que esforzarse muy mucho para salir con bien de ella. Una estupenda novela.
  
RBA, 2013


José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario en la entrada