El pirómano. Bruce DeSilva


Y de paso nos muestra el canto del cisne del periodismo

Pavorosa corrupción en Providence

Un pirómano está asolando un barrio de Providence, Rhode Island, dejando un rastro de muerte y destrucción que las autoridades no entienden ni logran detener. El periodista Liam Mulligan inicia su propia búsqueda rodeado de colegas, amigos que se encuentran en muy diversas relaciones con la Ley, y especialmente con una colosal jefa de bomberos, amiga suya de la infancia con los que se lanza a una búsqueda intrincada y muy peligrosa, y en la que nada ayudan la desidia, la incompetencia y la pavorosa corrupción que asola la administración pública de Providence. La narración es vibrante, en una trama compleja, con giros continuos, y unos diálogos chispeantes, con un protagonista irónico, mal hablado y con una penetración que desarma, y todo esto en una historia que nos muestra que la búsqueda de la verdad, puede hacerse con muertos, quemados, partidos de béisbol de los Red Sox, y humor negro a espuertas. Y de paso nos muestra el canto del cisne de un estilo periodístico, que las nuevas tecnologías, y los cambios socioeconómicos están forzando. Pero esto no es óbice, para que el autor nos regale una historia emocionante de investigación en ese minúsculo estado de la Unión, cuya bandera, afirma el protagonista, que tiene impresa un ancla, debería cambiarse por una bandera pirata. Una esplendida novela.

Pàmies, 2013

José María Sánchez Pardo



Publicar un comentario en la entrada