Cold Cold Ground. Adrian McKinty


Retrato humano de una sociedad bañada en sangre

Intenta comprender el horror de aquellos días

1981. En plena época de auténtica guerra de guerrillas en Irlanda del norte, con los estallidos de las bombas iluminando macabramente la ciudad, en las afueras de Belfast, aparece el cadáver de un hombre con la mano amputada y un críptico mensaje en el ano. El caso es encargado al detective Sean Duffy, de una comisaría de un pueblo de la periferia de Belfast, personaje difícil, pues es un policía católico en un medio protestante que desconfía de su lealtad,  pero tampoco es especialmente querido por los católicos. La aparición de otro cadáver con rastros parecidos y la extraña muerte de la ex-mujer de un militante del IRA, complican una investigación, en la que homofobia, venganzas políticas entre diversos grupos paramilitares católicos y protestantes, y situaciones personales poco claras se entremezclan  con el fragor de la batalla campal que ejército inglés, policía norirlandesa, y servicios de seguridad libran contra las guerrillas católicas y protestantes, y donde en medio de semejante baño de sangre y odio, estas muertes no parecen importar en exceso. La trama es complicada pero apasionante, los personajes, reales y ficticios, pues algunos famosos cabecillas del IRA aparecen en sus páginas, y el intento de comprender el horror de aquellos días hacen de la lectura de esta novela una experiencia apasionante. Es de destacar el acercamiento humano que lleva a cabo el autor de policías y activistas, en los que más allá de discursos políticos, se nos hace un humanísimo retrato de sus vicisitudes, aspiraciones y miedos, y en general un magnífico documental de la sociedad que estaba involucrada en tan terribles sucesos. Una magnífica novela.

Alianza, 2013

José María Sánchez Pardo


Publicar un comentario en la entrada