Regreso al Motel Bates. Edición de José A. Planes

Regreso al Motel Bates es el libro definitivo sobre Psicosis por su caracter completista y erudito



Un libro nacido de la fascinación


De ambicioso y renacentista podemos calificar el trabajo de José A. Planes, editor que coordina una plantilla heterogénea de colaboradores que a lo largo de las más de 300 páginas de este libro, recorre toda suerte de caminos para llegar a Psicosis (1960), el clásico de Alfred Hitchcock. Son conscientes de que este clásico del cine negro americano ha hecho correr ríos de tinta, y saben que es complicado aportar algo nuevo a la discusión, por eso especializan sus aportaciones, escogiendo puntos de vista novedosos: las claves sociológicas, culturales, literarias, musicales y narrativas pasan a un primer término, para facilitar una comprensión más densa y compleja de la película.



la sombra de un pasado
 que enturbia el presente


Este libro nace de la fascinación. La fascinación por una película que trasciende la sala oscura, para convertirse en leyenda urbana, pues mucha gente ha oído hablar de ella, ha escuchado detalles escalofriantes, ha imaginado momentos imposibles, antes de poder verla. Así le sucedió a Planes, coordinador de este volumen, que en una improvisada reunión familiar, escuchó cómo su madre narraba el argumento de viva voz, quedando su imaginación marcada por esta trama, estos personajes, y que decidiría exorcizar esta obsesión mediante la escritura. Dejando de paso el camino abierto para que sean otros los que vivan la Historia a la vez que seduciendo a otros con su prosa, todo para que continúe este ciclo imparable.

De tantas como debe haber, nos quedamos con una definición posible del terror: la sombra de un pasado conflictivo y no resuelto, que amenaza con enturbiar el presente. Esta parece adaptarse bien a Psicosis. Lejos de la ciudad, donde tienen lugar los intercambios comerciales, personales, y hasta amorosos —también los de amores clandestinos y adúlteros, como los de Marion Crane—, se encuentran las carreteras secundarias, que nos van alejando de todo, sumergiéndonos en rincones del tiempo, hasta llegar a lugares como el Motel Bates, allí donde un atractivo y afectado Anthony Perkins nos atiende, mientras se hace cargo de su misteriosa madre y de su colección de pájaros disecados. Antes calificamos la película de cine negro americano, y no estábamos equivocados. Pero Psicosis es una cinta inquieta, transgresora pese a cierto clasicismo formal, así que aumentaremos la apuesta, la concretaremos: Psicosis es una película de American Gothic. Una adaptación de la literatura británica de terror a la realidad de Norteamérica, sustituyendo las abadías derruidas por paisajes perdidos de la América Profunda.

Los distintos capítulos de Regreso al Motel Bates abordan una serie de cuestiones relacionadas: la llegada de la televisión a los hogares estadounidenses; el escabroso asunto de Ed Gein, "el carnicero de Plainfield", que conmocionó a la adormecida sociedad americana de los 50; la trayectoria de Robert Bloch, escritor cuya novela adapta Hitchcock con bastante fidelidad; la partitura de Bernard Herrmann, capaz de expresar aquello que las imágenes por sí solas no son capaces de expresas; y, en definitiva, la desconcertante narrativa de Hitchcock, capaz de deparar sorpresas y descolocar al espectador, pero concebida fundamentalmente para su disfrute.

Es posible que después de Regreso al Motel Bates no sea necesario escribir más libros sobre Psicosis. Y si hay algún interesado, tendrá que leer este y no otro, por su caracter completista y erudito. Aquí está todo. Se trata además de un trabajo de carácter académico, abordado de forma muy fundada —no olvidemos que su impulsor, José A. Planes Pedreño, es licenciado en Comunicación Audiovisual y Master en Historia y Estética del Cine—, que en su carácter didáctico podría encontrar su espada de Damocles. Los iniciados y conocedores del medio audiovisual se entusiasmarán con las múltiples referencias que ofrece el libro, pero los lectores casuales bien podrían perderse en dicho laberinto de referencias, perdiendo la visión de conjunto, apabullados ante la interminable sucesión de ideas, eventos y fechas.

Mensajero, 2013
Compra online
David G. Panadero
Publicar un comentario en la entrada