50 grandes mitos de la psicología popular. VV.AA.


Nuestros problemas en la vida adulta están basados en traumas infantiles. ¿Es eso verdad o se trata de un cliché peliculero?


Demasiados lugares comunes



El cine y los medios de comunicación, junto con la sabiduría popular y los libros de autoayuda, han ido dejándonos un poso de dichos y lugares comunes relacionados con la psicología, muchos de los cuales no tienen ninguna o tienen muy poca base o al menos no han podido ser demostrados.


desmintiendo tópicos falsos


Este libro trata en profundidad 50 de estos falsos mitos, agrupados por temáticas, y además en cada capítulo incluye muchas otras ideas erróneas relacionadas con esa misma área que se desmienten de forma más breve. Entre otros mitos puestos en evidencia por el libro, todos hemos oído muchas veces que solamente usamos el 10% de nuestro cerebro, que los bebés aprenden más rápido si escuchan música clásica, que los hombres utilizan más ciertas regiones del cerebro que las mujeres o viceversa, o que un ex-alcohólico no puede beber jamás una sola copa porque volverá a recaer. 

Además en sus páginas se explica la realidad sobre problemas como la amnesia, la esquizofrenia o el autismo, que tienen poco que ver con lo que se suele mostrar en las películas, se pone en su lugar a pseudociencias como la grafología o los detectores de mentiras, o se ponen en solfa lugares comunes del psicoanálisis muy desfasados y cuestionados hoy en día por los expertos pero que han arraigado en la sabiduría popular, como que nuestros problemas en la vida adulta están basados en traumas infantiles olvidados o no resueltos, o que un niño víctima de abusos no podrá tener una vida sexual normal en su vida adulta.

Sus autores, profesionales y profesores de la psicología, proponen la redacción de libros similares que desmientan tópicos falsos sobre medicina o sobre otras ciencias. Si encontramos alguno nos haremos eco del mismo, sobre todo si es tan didáctico y fácil de leer como este.

Intervención cultural, 2010
Compra online
José Antonio López (Jalop)
Publicar un comentario en la entrada