Pradera roja. William Ryan


Una sociedad asolada por el terror estalinista, que muestra sombras de desencanto 


La URSS de 1937


Durante el rodaje de una película en las cercanías de Odesa, en Ucrania, aparece muerta, aparentemente por suicidio, la ayudante de producción Maria Alexandovna Lenskaya. Las extrañas circunstancias de su muerte y su relación con el temido Ezhov, Comisario de Seguridad del Estado y favorito de Stalin, hacen que sea enviado al lugar de los hechos el capitán moscovita de la Milicia Alexei Korolev para llevar a cabo una investigación discreta, pero que no deje dudas de las circunstancias de esta muerte. La investigación se hace muy ardua, ya que los protagonistas cercanos son famosas estrellas del cine soviético, la situación en Ucrania nunca ha sido estable por diversos brotes separatistas, y el escenario no deja de ser la URSS de 1937, un país y una sociedad asolada por el terror estalinista, y que empieza a mostrar sombras de desencanto tras las ilusiones puestas en la Revolución de 1917. Todo esto monta una trama apasionante, que por un lado despliega una investigación criminal detallada y compleja, que es aderezada con un extraordinario documental de muy diversos lugares y situaciones de la época, y con unos personajes reales como el escritor Isaac Babel—, o ficticios, que nos permiten pasear por la intrahistoria de una sociedad apasionante como fue la URSS de la época estalinista, en la que nos encotramos desde grandes agrupaciones de ladrones, a movimientos de protesta por la situación en que se vive. Una estupenda novela.

Roca, 2013
José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada