Donde yace Visnú. Frank G. Rubio


Como un chamán, Frank G. Rubio despliega símbolos de siete puntas, juguetes de nueve aristas y artefactos inquietantes


Cuaderno de bitácora


Antes de que a ti o a mí se nos pasará por las covachuelas de la imaginación dar el primer paso, Frank G. Rubio ya había ido, y vuelto, y vuelto a venir, y ya había recibido más de la cuenta, encajado todo lo que le tocaba y devuelto hasta donde pudo o, tal vez, le dejaron. Parafraseando a Alberti entiéndase lo que digo: ya era un tonto y lo que vio le hizo dos tontos y quizás por eso decidió contarlo, como aviso para navegante e ilustración de orates, en un cuaderno de bitácora que ha dado en llamar Donde yace Visnú.


poemas o plegarias
 desde umbrales inquietos


Así, como un chamán, Frank G. Rubio despliega a su alrededor símbolos de siete puntas, juguetes de nueve aristas y artefactos inquietantes que baraja y dispone en cantos y salmodias con los que construye este singular, inesperado, inquietante e inquieto breviario que tiene forma de poemario, pues no otra cosa es, que ha dado en llamar Donde yace Visnú.

Escrito al abrigo de las cunetas y desde la intemperie de las fronteras, los poemas, o tal vez plegarias de Frank G. Rubio, que resbalan por las realidades inciertas, las incertidumbres veraces y los umbrales inquietos que forman el territorio que ha dado en  llamar Donde yace Visnú.

Manuscritos, 2012
Luis de Luis
Publicar un comentario en la entrada