Crimen en la colina. Carlo Flamigni

Retranca y pintoresquismo en unas historias llenas de pasión y fuerza

Gente poco convencional
Primo Casadei y su pintoresco clan familiar recalan en un pueblecito de la Romaña, con el que mantienen vínculos familiares. Al poco de llegar empiezan a desaparecer y ser asesinados niños del pueblo, lo cual crea una atmósfera de angustia y rabia, ya que las investigaciones no logran resultados, al darse con un muro de ausencia de pistas y móviles. Debido a la tentativa de secuestro de una de sus hijas, Primo se pone a investigar por su cuenta, lo que le lleva a bucear en los entresijos de una comunidad pequeña, dónde se cruzan las distintas personalidades, con históricas rencillas y un muy propio estilo de percibir y reaccionar ante los hechos de la vida, típico de la región romañesca. Y sin olvidar al resto de forasteros que por razones variadas han recalado en el pueblo, trayendo cada uno su historia llena de luces y sombras. Con estos mimbres se teje una historia apasionante, en la que se nos muestra una colección de personajes variopintos, con motivaciones y estilos de afrontar la vida poco convencionales, o al menos no en los parámetros de los cánones sociales actuales. Y para que nada falte, hay una reflexión lúcida y profunda sobre la responsabilidad, el sufrimiento y la culpa, que por lo variado de sus argumentos, y las distintas opciones que ofrece, dan una gran consistencia a la trama. Y todo esto contado con una prosa ligera, casi de crónica, que envuelve de retranca y pintoresquismo unas historias llenas de pasión y fuerza. Una espléndida novela.

Siruela, 2013
José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada