Atraco al banco. Donald Westlake


Intercambio de cafés y pasteles entre policías y ladrones…

Un atraco más que singular...
John Dortmunder no pasa por buenos momentos, y el timo de la venta de enciclopedias no da más que disgustos, por lo que no le queda más remedio que escuchar los planes de su colega Kelb, que le propone un singular robo a un banco, en el que no sólo se van a llevar el dinero, sino el propio banco, pues es una sucursal que está temporalmente instalada en una casa remolque. Las diversas vicisitudes alrededor de la preparación y realización de este singular atraco, forman el hilo conductor de esta genial novela, en la que no podemos dejar de destacar las escenas en que se nos cuenta cómo es la forma en que se financian los gastos de la operación, o una esperpéntica escena de intercambio de cafés y pasteles entre policías y ladrones. Y todo esto con la vivacidad de las historias de Westlake -destacaremos Un diamante al rojo vivo-, su ácida ironía y un humor algo más que negro, y una colección de personajes irrepetibles. Una joya de la novela negra.

RBA, 2012
José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada