Poesía cruel. Vicki Hendricks


Hendricks nos devuelve a los orígenes de la novela negra, en el linde de la ley y en los lindes del deseo

Todos fascinados por Renata
Renata, una seductora prostituta de Miami Beach, sufre un dramático altercado mientras ejerce su oficio, de la que la salva su vecina Jules, pero con unas sangrientas repercusiones, que disparan una trama, en la que ambas tendrán que esforzarse por borrar los rastros de la muerte. De esta forma, van apareciendo los personajes del universo de Renata, cuya capacidad de seducción atrae a individuos tan variopintos como Francisco, un prostituto, amante y compañero de trabajo de Renata, Jules, una mujer con graves desencuentros con su vida sexual, y que arrastra una sórdida vida de aspirante a escritora, Richard, un cliente de Renata, tan fascinado por ella, que está dispuesto a tirar por la borda su vida profesional y familiar con tal de ayudarla... y para que no falte nada anda por ahí Pepe, su pitón birmana, que le da el toque zoofílico a esta troupe erótico-festiva, que como insectos alrededor de una luz, no pueden dejar de vivir por su fascinación por Renata. Y como secundarios de lujo, policías, mafiosos y diversos personajes que pretenden sacar tajada de semejante lío, y que suponen un grave peligro para la integridad de nuestros hérores. Y todo esto con una carga sexual explícita y sin falsos prejuicios, con una acción trepidante, que nos devuelve a los orígenes de la novela negra, dónde los personajes transitan en el linde de la ley, y en esta ocasión también en los lindes del deseo, y el libro nos muestra las peripecias y vicisitudes de aquellos que deciden transitar por tan arduos y emocionantes parajes. Una magnífica novela.

Es Pop, 2012
José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada