La lluvia de neón. James Lee Burke


Nueva Orleans: lujuriosa y mortífera

Novela intensa e inquietante
Una joven prostituta negra aparece asesinada. Lo que parece un caso vulgar y menor, se complica con la aparición de los grandes capos del mercadeo de droga en la Luisiana, y para que no falte nadie a la fiesta, oscuras ramificaciones de los movimientos contrarrevolucionarios de Centroamérica dejan ver su sombra. Para poder dar luz en este enrevesado asunto, que nadie parece desear resolver, el inspector de la policía de Nueva Orleans, Dave Robicheaux, inicia una investigación, por la que será despedido, apaleado y amenazado mortalmente, siendo apoyado exclusivamente por agentes del gobierno americano, de extraño origen. Novela intensa, con un escenario apabullante e inquietante, como es Nueva Orleans y el estado de Luisiana, un mundo lleno de clase y brutalidad, donde en lugar de comer hamburguesas y coca-cola, se toman bocadillos de camarones y se bebe Dr. Pepper, en la que la naturaleza resulta a la vez lujuriosa y mortífera, donde la condición del ser humano aún está en entredicho, y todavía no han podido ser conjurados los demonios invocados en los años sesenta: Vietnam y el auge del consumo de drogas. Y con un protagonista, paradigma del luchador solitario e incansable, bebedor y enamoradizo, al que un enemigo describirá con estas proféticas palabras: "No, tú sólo crees en el mundo como debería ser, en lugar del mundo que existe". Novela que no hay que perderse.

RBA, 2012
   José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada