El asesino de policías. Maj Sjöwall y Per Wahlöo

Irónica descripción de una sociedad

La investigación de la desaparición, y posterior descubrimiento del cadáver asesinado de una mujer, lleva al investigador de homicidios de la policía sueca Martin Beck a la provincia de Escania, donde reaparecerán viejos personajes de sus anteriores casos: el asesino de una norteamericana, y un periodista que desapareció en extrañas circunstancias. Para complicar una investigación ya de por sí difícil, durante un tiroteo entre un par de delincuentes juveniles y la policía, un agente resulta muerto, lo cual desquicia a los cuerpos policiales, y todas sus acciones se tiñen de un estrés vengativo. En medio de este maremágnum, Beck tendrá que desentrañar entre las soluciones aparentes y fáciles, las socialmente correctas y tranquilizadoras, y los verdaderos responsables de los crímenes, lo cual le enfrentará a sus superiores, y a buena parte de las fuerzas sociales. Novena entrega de la serie sobre este personaje, que ha resultado para muchos el padre u origen del actual boom de la novela policíaca escandinava, y que siendo una magnífica novela de procedimiento, de paso nos hace una despiadada e irónica descripción de la sociedad sueca de finales de los sesenta y principios de los setenta. Y, aunque, como buen nórdico no sea la alegría de la huerta, el protagonista no resulta tan sieso y frío como otros famosos policías de ficción escandinavos, notándose además, que a medida que avanza la serie, el personaje de Beck, se va llenando de matices, y hasta tiene momentos de humor, un tanto sardónico, eso sí, pero humor al menos...En resultas, una magnífica novela.

RBA, 2012


  José María Sánchez Pardo 
Publicar un comentario en la entrada