Una muerte de libro. Fermín Goñi

¿Letraheridos?

En este libro se nos relatan las cuitas y andanzas de un singular grupo de personajes: Tesifón Trincado, restaurador de libros y propietario de un taller y vivienda en la calle de la Lechuga de Madrid, Elisa Portocarrero, traductora, cohabitante y esporádica amante de Tesifón, que trae la vehemencia y el sabor del caribe portorriqueño a ese rincón del Madrid antiguo, Mariano Jaraquemada, restaurador de muebles, inquilino del  taller del encuadernador, y propietario de una finca en Extremadura, con la que se nos contará de las maravillas que se pueden lograr con las cerezas..., y finalmente Columbano Parra Pera, importante empresario, mecenas de las Artes y las Letras, que aportará su lúcida visión del mundo, y un gusto por la vida envidiable, y que descubrirá un terrible delito en San Juan de Puerto Rico, que nos tendrá en vilo hasta el final de la novela. Narración llena de afanes y pasiones, con la intensidad de los que no quieren perder el tiempo en tonterías, y que nos es contada mezclando el sabroso son caribeño con el rotundo y grave castellano peninsular, logrando una combinación casi tan perfecta como la de la piña colada, cuya historia también tiene su peso en la trama. Una hermosísima historia en un divertido libro.

Alberdania, 2012

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada