Los guerreros de Dios. Andrzej Sapkowski

Una gran jarra de cerveza

Continúan las aventuras de Reinmar de Bielau, llamado Reynevan, al que conocimos en Narrrenturn, primera entrega de esta serie. La acción se inicia en Praga en 1427, donde el protagonista se une a la revolución husita, que sigue en lucha con los reinos de su entorno y con la Iglesia de Roma. Esta revolución religiosa, con poderosos componentes sociales y nacionalistas, mantiene numerosos frentes de batalla, en los que suele resultar victoriosa. Para iniciar la conquista de Silesia, los husitas reactivan una red de espionaje y sabotaje, adonde envían a Reynevan y sus compañeros. En el transcurso de sus peripecias deberán enfrentarse a múltiples problemas y aventuras, desde las luchas con los nobles y los aliados mágicos de sus oponentes, fundamentalmente el obispo de Wroclaw. Pero también cuitas personales mueven el afán de los protagonistas, ya que, por un lado quieren dar solución a la peculiar situación de su amigo Sansón Mieles, y si hay tiempo, encontrar el paradero de la bella Nicoletta, lo que les llevará a participar en mil combates, a pasar calamidades sin cuento, y a muchas veces no saber a qué partido quedarse. Todo esto en una trama de novela histórica, pues los acontecimientos son reales, y se da una minuciosa descripción de causas,  acontecimientos y personajes fundamentales de los mismos, pero trufada de fantasía y magia, pero en la línea de los escritos del más original y mejor narrador de la fantasía contemporánea, y dónde no faltan, arrobas de socarronería y cruenta visión de los comportamientos humanos, del papel de las religiones, y de los horrores que acompañan a las guerras. Todo esto resulta en una gran novela de aventuras, histórica y fantástica, sólida y gustosa como un poderoso cocido, pero lleno de ironía y humor, como si fuera continuamente regada por una gran jarra de cerveza. Una novela de lectura imprescindible.

Alamut, 2012

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada