Luna de casino. Peter Blauner

Pequeños mafiosos...

Anthony Russo, pequeño empresario de la construcción de Atlantic City, pasa por una mala racha en sus negocios. Podría pedir trabajo a sus familiares, miembros de la Mafia, pero intenta desesperadamente alejarse de su órbita. Como clavo ardiendo, se aferra a probar el montaje de un negocio con un viejo boxeador que pretende volver al ring, pero Russo se va dando cuenta que no es tan fácil mantener las manos limpias en un mundo tan podrido como es el del espectáculo del boxeo. Y mientras tanto tiene que lidiar con una esposa, hija de mafiosos, y con su padrastro y sus amigos, que pretenderán que se involucre con ellos para salir adelante. Pero el recuerdo de un padre desaparecido en extrañas circunstancias y el encuentro con una mujer de armas tomar le permitirán buscar desesperadamente un camino propio. Todo esto contado con un tono coloquial, en el que se entremezclan episodios terribles, con situaciones hilarantes, llenas de humor negro, y sobre todo, con un nivel de normalidad y cotidianeidad, que se aleja de las novelas de supervillanos. Los personajes resultan de lo más cotidiano, y sus historias rozan la crónica mainstream popular... pero no dejan de ser delincuentes, en algunos casos especialmente sanguinarios, lo que logra un contraste que hace apasionante el desarrollo del libro. Si les gustó las historias que aparecían en Los Soprano, en las que veíamos la intrahistoria de los pequeños mafiosos de New Jersey, esta novela, puede ser una historia como aquéllas, pero en versión de papel. Una apasionante y espléndida novela.


Es Pop, 2012

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada