A la comisaria no le gustan los versos. Georges Flipo

Más negra de lo que parece.

Un vagabundo fallece mientras sufre un extraño asalto en París. La investigación gira alrededor de un pretendido soneto de Baudelaire que portaba el asesinado. La investigación es dirigida por la comisaria Viviane Lancier, policía muy profesional, y que dirige un grupo de investigadores que tendrán que enfrentarse a una trama intrincada, con demasiado tirón en los medios de comunicación. La comisaria Lancier, se involucra en una encuesta, que pone a prueba su profesionalidad, y que afronta con su desparpajo, sus cuitas con el peso, y salpimenta con su pobre vida amorosa. El desarrollo del caso nos enfrenta con el apasionado, snob y despiadado mundo de la bibliofilia, pero también propone apariciones de videntes, familiares sanguijuelas, funcionarios de la Policía más preocupados por la imagen pública que por la resolución de los casos, y finalmente con eso que se llama la prensa, sobre la que se vuelcan litros de sorna. Y todo esto escrito con un estilo muy ágil, con diálogos chispeantes, y con grandes dosis de humor, que envuelven unas historias bastante más negras de lo que parecen a primera vista, y que nos llevan de una sonrisa inicial, a un gesto más que serio en la resolución de la trama. Primera entrega de una serie que promete buenos ratos de lectura. Una entretenida y divertida novela.

El Aleph, 2012

José María Sánchez Pardo
Publicar un comentario en la entrada