Parejas sangrientas. Manuel Blanco Chivite


Y otras historias aún peores.

Con el título de Parejas sangrientas llega la recopilación de relatos de Blanco Chivite que nos trae la colección Garaje Negro de El Garaje ediciones. Y la oferta no podía ser más generosa: casi veinte cuentos en poco más de 200 páginas. Veinte cuentos que atraviesan distintos ejes temáticos, pero que están hermanados por el género negro, muertes que no son de causa natural, el sentido del humor a veces hiriente del autor, y, ocasionalmente, el sadismo más granguiñolesco.

Respecto a los ejes temáticos que recorren este libro, se inaugura con “Parejas sangrientas”, un grupo de relatos que, en cierta manera, resultan más tradicionales: triángulos amorosos donde el cónyuge tiene todas las papeletas para acabar hecho picadillo… Huelga decir que en nuestros tiempos de corrección política, hablar de violencia doméstica equivale a meterse en arenas movedizas. Pero Blanco Chivite no tiene pelos en la lengua, y sale airoso y desenvuelto de la apuesta.

El siguiente grupo de relatos vienen agrupados bajo el título común de “Retablo de ciudad”. En esta parte del libro, el autor emplea su cultura parda para hablarnos de los manejos en los bajos fondos. Incluso, con cierto afán renovador, llega a cruzar a los personajes de un cuento con los de otro.

Completan la función cinco relatos que llevan el nombre común de “Frikis”. Personajes insólitos, un legía venido a menos, un hombre que se alimenta solo de chocolate… Finalmente, el libro cumple sus expectativas, y el subtítulo del libro alcanza su pleno significado: Parejas sangrientas y otras historias aún peores

El Garaje, 2012

David G. Panadero
Publicar un comentario en la entrada