Un pensamiento (en dos partes). Antonio Araya y Vicente Monfort


     

De alguna manera, bien podría servir el celebérrimo Grito de Edvard como punto de partida para tratar de explicar (o, al menos, intentarlo) Un pensamiento (en dos partes), el arriesgado y fascinante tebeo de Antonio Araya (guión) y Vicente Monfort (dibujo).
Pregúntense, tan solo por un momento, qué ha llevado a ese hombre despojado, caricaturesco, deforme e indefenso a aullar mientras el camino, el cielo y la tierra de su alrededor se deslindan y deshacen.
Quizás Araya y Vicente Monfort se hayan hecho la misma pregunta y proceden a narrar lo que ocurre (o transcurre) por la cabeza y la psique de ese hombre inquietante y desamparado. Y lo narran en páginas en que Araya apura el lenguaje hasta desnudarlo en la elementalidad más expresiva y Monfort exprime los presupuestos de los Breccia (Enrique y Alberto) hasta llevarlos al borde de la exasperación para, manejando masas de negro desolador y agresivos blancos, contar los pasos que da un personaje único y solitario recorriendo el camino que aboca tanto a la expiación como a la culpa.
O a ambos.
 Bubok, 2012
Compra online
Luis de Luis 
Publicar un comentario en la entrada